Conservatorio Amadeo Roldán

Conservatorio Amadeo Roldán

image_print

El Conservatorio Amadeo Roldán fue inaugurado el 2 de octubre de 1911 por el Dr. Juan Ramón O´Farril. Varias calles de La Habana alojaron la academia a lo largo de varios años: Zanja, Escobar, Reina, Virtudes, Morro y San Lázaro. En 1942 se coloca la primera piedra del actual edificio, en lo más céntrico de la ciudad de La Habana, Rastro No. 1. Se inauguró en 1943 como Conservatorio de Música de La Habana.

Características de construcción

En su historia se destaca la arquitectura, premio anual en 1944, por el conjunto de estilos que en ella confluyen. La fachada de estilo neo-clásico, es sobria y maciza. Su tejado criollo, el remate triangular del frontispicio coronado por una lira. El escudo de la ciudad de La Habana, como una ménsula bajo el balcón. El orden corintio de sus columnas, los arcos del dintel plano y de medio punto de sus galerías y vestíbulo. Su interior ecléctico, y su exterior manierista. Son ejemplos de lo universal mágico en un cuerpo de piedra.

En el centro del patio una voluminosa paloma tallada en mármol, con la efigie de Amadeo en cobre martillado. Es el símbolo de un salto cualitativo en la historia, imagen que funde el pasado con el futuro en lo Real Maravilloso del presente.

Amadeo Roldán Gardés

Amadeo Roldán Gardés nació en París, el 12 de julio de 1900 y falleció en La Habana, el 2 de marzo de 1939. Fue un compositor, director de orquesta y pianista cubano. También fue iniciador del moderno arte sinfónico en Cuba. El primer músico cubano que incorporó los instrumentos afrocubanos, no como simple acompañamiento, sino como elemento protagónico y constructivo de la obra musical. El primero en representar gráficamente los ritmos propios de esos instrumentos de percusión con todas sus posibilidades técnicas.

Con solo 16 años compuso una de sus primeras obras, “Suite en sol mayor”. Un año después recibió el premio Sarasate en la categoría de violín. Este galardón le serviría para ganar una plaza de violinista en la famosa Orquesta Filarmónica de Madrid. También para realizar una gira de conciertos por varias ciudades españolas.

Ya en Cuba, el músico maduró mucho más su carrera como compositor e intérprete. Creó obras como “Tres pequeños poemas” (1926), “La rebambaramba” (1928), “El milagro de Anaquillé” (1929) y luego sus “Rítmicas” (1930). Con ellas se llegaron a consolidar la sensibilidad criolla y el apego por este género musical dentro del territorio cubano.

Todavía muy joven comenzó a trabajar como profesor de música. Desplegó una amplia actividad en varias orquestas de la capital, hasta que llegó a la Orquesta Sinfónica de La Habana, bajo la batuta del maestro Gonzalo Roig.

Historia del Conservatorio Amadeo Roldán

En la historia del Conservatorio Amadeo Roldán se destacan cuatro etapas significativas. Son ellas la dirección de Guillermo Tomás (1911); Gonzalo Roig (1927); el propio Amadeo Roldán (1936), y Diego Bonilla (1938).

Al triunfo de la Revolución comienza un período ascendente hacia nuevas formas de enseñanza, en constante renovación. Desde entonces este plantel, por la trascendencia de su patrimonio docente, se convierte en referente de las escuelas de música.

Durante los últimos años se ha producido un aumento potencial en los diferentes formatos que se desarrollan en el centro. Esta estrategia funciona como vía de formación del artista, con vista a la participación en concursos y festivales nacionales e internacionales.

Eventos y principales actividades desarrolladas:

  • Festival Martiano de creación artística
  • Concurso Provincial de Piano

Jazz Band Amadeo Roldán

No me gusta