Centenario de la Radio Cubana

Centenario de la Radio Cubana

El 22 de agosto de 1922 surgió la radio en Cuba. El programa por el centenario de este medio de comunicación en el país ha incluido, hasta la fecha, sesiones teóricas, la realización de series en varias emisoras, peñas y numerosos conciertos.

Todas las estaciones se han sumado, en un empeño que ha contado con la colaboración de otras instituciones de la cultura.

Una de las principales convocatorias para las próximas semanas será el curso de posgrado internacional La Nueva Radio, organizado por el Instituto Internacional de Periodismo José Martí.

Del 13 al 21 de octubre próximo, los participantes estudiarán las tendencias contemporáneas de la radio, sus nuevos paradigmas teóricos y las tendencias del periodismo y la comunicación radial, en una era signada por la comunicación en la web, las redes sociales y la evolución de la radio tradicional hacia la transmedialidad y la producción sonora de nuevo tipo.

Una nota de la institución añade que, mediante la combinación de conferencias y talleres de metodología participativa, profesores y alumnos analizarán cómo las herramientas y formas convencionales de producción de contenidos radiofónicos se reconfiguran en esta era digital.

La radio es futuro, y también es historia. Y a una de sus figuras más queridas y respetadas, el escritor Alberto Luberta Noy, estuvo dedicado el más reciente Sábado del Libro.

El título Quien bien te quiere…, de la editorial En vivo, fue presentado el 20 de agosto, a las 11:00 am., en la Calle de Madera de la Plaza de Armas.

Realizado por la reconocida directora de la radio Caridad Martínez González y Jorge Alberto Piñero (JAPE), el texto recoge un compendio de guiones originales, comentarios, reflexiones de amigos y colegas, anécdotas, fotos… relacionados con la vida y la obra del popular escritor.

Considerado uno de los grandes de la cultura cubana, Luberta recibió entre otras distinciones el Premio Nacional de Humorismo (2001) y el Premio Nacional de Radio (2002) por la obra de toda la vida.

Alberto Luberta escribió numerosos programas a lo largo de su extensa carrera, pero uno devino clásico de la radio nacional, emblema del humor en Cuba: Alegrías de sobremesa, por Radio Progreso.

Durante décadas, generaciones completas de cubanos disfrutaron de las peripecias de los vecinos de un edificio habanero, que era un singular retrato de la sociedad cubana contemporánea.

Y eso ha hecho, en definitiva, la radio en estos cien años de existencia en Cuba: ha sido testimonio del devenir de la nación, gracias al trabajo de artistas, profesionales de la comunicación y técnicos. Sonido para ver, las 24 horas del día, en todas partes.

Fuente: Trabajadores

Actualidad

No me gusta