Análisis en la Comisión de Música

Análisis en la Comisión de Música

Rogelio Polanco Fuentes, miembro del secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y jefe del departamento Ideológico, presidió la Comisión de Música del Consejo Nacional de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), que sesionó recientemente en el Palacio de Convenciones de esta capital, y reafirmó que la música acompañó al pueblo durante la etapa de confinamiento, de manera virtual.

Más de 600 millones de pesos erogó el Estado cubano para proteger a sus artistas durante la pandemia de COVID-19, en uno de los períodos más duros debido al recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos, trascendió en el Consejo Nacional.

El tema de la enseñanza artística concentró y enriqueció los debates. A propósito, Polanco Fuentes resaltó su trascendencia para la nación y sobre los problemas actuales de esa modalidad educativa reafirmó todo lo que se puede hacer para mantener la calidad y el prestigio que a nivel mundial se ganó.

Como una conquista para el sector consideró Janio Abreu, profesor, la creación de la cátedra de música popular Moisés Simons, de la Escuela Nacional de Arte, oportunidad para que los estudiantes accedan a lecciones de esa especialidad que antes los planes de estudio muy rígidos no contemplaban.

Alejandro Falcón, reconocido pianista, comentó que la música identifica a Cuba en el mundo porque exporta más de 20 géneros que hoy los estudiantes defienden y aman; ejemplificó cómo hasta ahora no se estudiaba en la Isla a Emiliano Salvador, excepcional jazzista, mientras que otras universidades lo contemplan en sus currículos.

Enrique Pérez Mesa, director de la Orquesta Sinfónica Nacional, reafirmó que Cuba tiene una de las mejores enseñanzas artísticas del mundo y debe mantenerse para lograr un país más culto.

Expuso la situación difícil por la que atraviesan las orquestas sinfónicas en el país debido a los efectos del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Washington, y que no obstante buscan alternativas para seguir ofreciendo su arte.

Se refirió al deterioro del teatro Auditórium Amadeo Roldán y a la situación en la Sala White, de Matanzas, sede de la orquesta sinfónica de esa provincia, que tiene en su inmueble una cafetería de Artex, en la cual se expenden bebidas alcohólicas, algo inconcebible, pues afecta tanto ensayos como espectáculos, y convidó a las autoridades gubernamentales a ocuparse de esos asuntos porque la “cultura salva a los pueblos“.

Sobre las regulaciones de la Aeronáutica Civil que impiden a los músicos transportar sus instrumentos por arriba en los vuelos, y el impacto de la medida ante la carencia y el elevado costo de los mismos, Indira Fajardo, presidenta del Instituto Cubano de la Música (ICM) y Fernando León Jacomino, viceministro de Cultura, explicaron que se realizan gestiones concretas para resolver la arbitraria medida.

El Consejo Nacional de la Uneac se reunió en sus cinco comisiones de trabajo para evaluar la marcha de los acuerdos de su IX Congreso, y posteriormente en sesión plenaria se dio a conocer el informe de la Presidencia; todo el tiempo acompañaron a los artistas autoridades políticas y de gobierno y reconocidos creadores cubanos.

Fuente: Agencia Cubana de Noticias

Música

No me gusta