Jazz Band Amadeo Roldán

La jazz band fue fundada en septiembre del año 2014, con el objetivo de fomentar el desarrollo de este género entre los estudiantes del conservatorio Amadeo Roldán y auspiciado por Horns to Havana y la jazz band del Jazz Lincoln Center, estas dos asociaciones han apoyado a la agrupación en la donación de instrumentos, partituras y clases de importantes jazzistas norteamericanos pertenecientes a esa agrupación, como son Wynton Marsalis, Todd Stoll, Victor Goines, entre otros.

El repertorio de la agrupación consta desde los clásicos del jazz fomentado por el programa de jazz Lincoln Center conocido por Esencial Ellington obras como:

Chinoiserie    Duke Ellington

Harlem Airshaft   Movin’ Uptown

Movin’ Uptown Benny Carter

Symphony in Riffs Benny Carter

BigBandMilestone  Sammy Nestico

De la música cubana

Lágrimas negras   Miguel matamoros

Vete de mí   Ignacio Villa

Guantanamera   Joseito Fernández

Palabras    Omara Portuondo

La jazz band ha participado en eventos importantes y conciertos como la inauguración de la huella de España 2015 y 2019 en Cuba, Clausura del Congreso de la Cultura en noviembre de 2015, Festival de Jazz en Varadero, febrero del 2016. En enero de este mismo año participa en la inauguración del Festival de Ballet para estudiantes, en la conferencia para educadores de jazz en New Orleans y en mayo, en el Esencial Ellinton en New York obteniendo 5 premios. Participa en pedagogía, evento que abarca todos los educadores de América Latina, y también en la reciente producción discográfica Vereda Tropical de la cantante canaria Olga Cerpa que contó con la nominación del Grammy Latino en el verano del 2020 y por segunda vez en el Essencial Ellintong, donde en esta ocasión se realiza online y se obtuvieron 8 premios, 5 individuales y 3 colectivos.

 Hoy en día se encuentra Formada por la cuarta generación de estudiantes desde su fundación ha compartido con músicos de la talla de jazz Preservation Hall, Herbie Hancock, Esperanza Espaldin, Victor Goines, Trombón Shorty entre otros y del ámbito nacional con David Blanco, Ivet Cepeda, Alain Pérez, Gretel Barreiro y Eduardo Sandoval.

En el verano del 2019 se realiza una gira por Alemania con un gran éxito y en enero de 2020 se le otorga la medalla por el 500 aniversario de la Habana, de los graduados de la jazz band se encuentran en importantes proyectos de la vida profesional como el grupo Ceda el paso y como profesores de nuestras escuelas de artes dando continuidad al trabajo comenzado en el 2014.

Reconocimientos

Diploma al mejor proyecto educativo enero de 2016 New Orleans

Premios, sección de trompetas, sección rítmica, mejor solo de barítono, mejor sección de saxofones, mejor bajista concurso Esencial Ellington New york 2016

Medalla por el 500 Aniversario de la habana

Nominación Grammy Latino 2019 (Vereda Tropical)

Total, de integrantes 21

6 saxofones

4 trombones

4 trompetas

Piano, bajo, guitarra, drums, congas

Cantante




Un juramento por el son cubano

Nuevos bríos visten a la música cubana por estos días, y es que se acerca una fecha especial, motivo de orgullo para todos los cubanos: La celebración del Día del Son Cubano. Con ello, una nueva temporada de celebraciones iniciará para los amantes y cultores de este género, que más que una categoría musical, es la esencia misma de la nación. A propósito de tan significativo día la Casa Discográfica Bis Music se honra en presentar el single “El que siembra su maíz”, de la agrupación santiaguera Ecos del Tivolí, fieles estudiosos e intérpretes de la obra de Miguel Matamoros. 

Dicho tema nos llega con la sonoridad propia del estilo matamorino. En su texto puede apreciarse la sabiduría popular que abrazaba Matamoros en cada una de sus canciones: es un extracto de lecciones que desde la cotidianidad en cada familia se aprenden. Su arreglo corre a cargo de Esteban Augusto Blanco Rodríguez. Cuenta con el acompañamiento de la trompeta tradicional sonera de Ecos del Tivolí, una hermosa intervención del tres y, además, la presencia de Freddy Rivera en el bajo, músico integrante del Gran Combo de Puerto Rico. Se aprecia también una maravillosa improvisación en honor a la tradición cubana que despliega magistralmente Gilberto Santa Rosa, quien figura como artista invitado y voz principal del tema.

El que siembra su maíz estará disponible el próximo viernes 9 de abril en las plataformas digitales, para luego dar paso a “Coco Seco”, segundo single en la singular voz de Mayito Rivera como artista invitado y cerrar por todo lo alto con el lanzamiento del álbum completo el 3 de mayo, fecha en que estará disponible en formato físico, de permitirlo las condiciones higiénico-sanitarias.

Entre otras sorpresas musicales, el fonograma nos regala la participación especial de artistas boricuas, como el propio Gilberto, Dani Rivera, Choco Orta y Andy Montañez, junto a otros grandes artistas cubanos de la talla de Mayito Rivera, Haydée Milanés, Sixto El Indio Llorente, María Victoria Rodríguez y Zulema Iglesias, que enaltecen magistralmente la originalidad y la cubanía desde el son para el mundo entero. Cabe destacar, además, la presencia de músicos de alto calibre invitados, como son Lázaro Bandera, de La Conga de los Hoyos; Joaquín Solorzano, en la corneta china, y Rubén Leliebre, en la flauta.  

Ecos del Tivolí surge con el objetivo de homenajear a Miguel Matamoros. Fundada en 1992, se dedicaron al estudio en profundidad de su obra y su forma de interpretación, que va desde el modo de interpretar la guitarra, hasta el cómo conducir la voz segunda, todo lo que en conjunto se ha dado en llamar “el estilo matamorino”. La agrupación se compone de músicos experimentados y otros mucho más jóvenes que, bajo la dirección de Jorge Cambet, logran en su ensamble toda la armonía necesaria para abordar el son con la autenticidad de sus creadores.

«Excelentes voces a dúos de terceras y sextas, percusión sonera impecable, tumbao matamorino con arreglos mejor armonizados y estructurados, —que denotan madurez profesional—, excelente ejecución del tres cubano en armonía perfecta con el soporte bajo-guitarra, genuina trompeta fiel heredera de la escuela santiaguera, esta producción confirma una vez más que el son cubano es patrimonio inmaterial de la humanidad». Eduardo Blanco Argüelles, director fundador de Ecos del Tivolí. (Tomado de las notas discográficas del álbum).

Solo resta coincidir con José Manuel García Suárez, productor del álbum,  cuando afirma: «Muchos tocan a Matamoros, pero pocos lo hacen como Ecos del Tivolí. (…) Reciba así, don Miguel Matamoros, nuestro homenaje y el Juramento de que seremos eternamente fieles a su “Son de la Loma”». (Tomado de las Notas Discográficas).

Gerencia de Desarrollo e Imagen. Bis Music – Artex




Ante nuevas variantes del SARS-CoV-2, ¿Cuál es la situación en Cuba y la potencial efectividad de las vacunas cubanas?

Por Randy Alonso

¿Cómo se está preparando Cuba para el fenómeno de las cepas mutantes? ¿Qué alternativas tendrían estas variantes del virus de escapar a una respuesta de vacunación con los diferentes candidatos vacunales en ensayos y las vacunas ya aprobadas? La aparición de mutaciones del SARS-CoV-2 ha supuesto un desafío aún mayor a la comunidad científica internacional, ante la interrogante de si los inmunógenos en desarrollo serán efectivos ante las nuevas variantes.

El ministro de Salud Pública, Dr. José Ángel Portal Miranda; el presidente de BioCubaFarma, Dr. Eduardo Martínez Díaz, y la Dra. María Guadalupe Guzmán, directora de Investigación, Diagnóstico y Referencia del IPK, comparecen este jueves en la Mesa Redonda para abordar estos temas.

La situación internacional no da señales concretas de mejoría

La situación internacional no da señales concretas de mejoría y sigue siendo muy complejo el escenario epidemiológico. A nivel global, los nuevos casos de COVID-19 aumentaron por sexta semana consecutiva, con más de cuatro millones de nuevos contagios reportados la semana pasada.

El número de nuevas muertes también creció en 11% la semana pasada y se notificaron 71 000 nuevos decesos. De este modo, los fallecimientos relacionados con el coronavirus en todo el planeta superaron los tres millones el martes último.

Al ofrecer estos datos en el inicio de la Mesa Redonda, el ministro de Salud Público afirmó que “para que se tenga una idea, al mundo le tomó más de un año para que la cifra global de muertes por coronavirus alcanzara los dos millones. El siguiente millón de muertes se sumó en apenas tres meses. Ello evidencia cómo se ha venido comportando la enfermedad y la seriedad y el peligro de la situación”.

Durante la semana pasada, además, la región de las Américas notificó más de 1.3 millones de casos nuevos y más de 37 000 nuevas muertes, para el 3% y 15% de aumento en comparación con la semana anterior. “En sentido general, se ha mantenido una tendencia creciente en la incidencia de casos semanales durante las últimas seis semanas”, señaló Portal Miranda.

El mayor número de casos nuevos se notificó en Brasil, Estados Unidos y Argentina, con una situación bien compleja, mientras que el mayor número de muertes se ha estado concentrando, en el caso de la región, en Brasil y Estados Unidos.

“No es extraño que, con unos 57 millones de casos confirmados de coronavirus, y siendo las Américas el continente más golpeado por la pandemia, varios países de la región refuercen esta semana las medidas contra la enfermedad por el aumento de los contagios y las muertes”, añadió.

En ese sentido, puso como ejemplo y alerta de lo que puede ocurrir el caso de Chile. Según anunció el Ministerio de Salud de ese país, desde finales de marzo, más de 13 millones de personas volvieron a cumplir cuarentena allí, para poder combatir el incremento de casos de coronavirus. La medida se tomó debido a que en la última semana, los nuevos casos aumentaron en 17% y en las últimas dos semanas, en 36%, a pesar de que la campaña de vacunación en ese país es una de las más avanzadas en la región, con más del 45% de su población vacunada.

Medios internacionales informaban que los contagios suben tres veces más rápido que en el peor momento de la primera ola del año pasado, y comienza a poner en crisis el sistema sanitario chileno, sobre todo para la atención a los pacientes graves.

La excesiva confianza de los ciudadanos, derivada precisamente de la rápida campaña de vacunación, y que ésta se iniciara cuando las nuevas variantes ya estaban presentes en el país, han apuntado las autoridades sanitarias chilenas, están entre las causas del aumento de casos, dijo el ministro.

“Pudiéramos poner ejemplos de otros países en cualquiera de las regiones del mundo, pero es suficiente e ilustrativo este ejemplo para saber que las medidas que nosotros tenemos previstas para el control, son las que tenemos que asegurar bien para poder cortar la transmisión.

“Numerosos medios y organismos internacionales como la OMS, alertan además que este último resurgimiento mundial de infecciones por COVID-19 está desafiando los esfuerzos de los países. Hoy, los expertos internacionales afirman que esta ola está relacionada con variantes más infecciosas del virus y también con la fatiga pública que experimentan las sociedades en la mayoría de los países ante los cierres y otras restricciones.

“Este panorama no es, salvando distancias, ajeno a Cuba, que también ha experimentado un crecimiento exponencial de los contagios. Podríamos decir que estamos en una meseta, pero esta oscila entre alrededor de los 1 000 nuevos casos cada día.

“Es una cifra bien alta que estamos obligados a disminuir, porque en la medida en que se mantenga en el tiempo, de continuar creciendo el número de contagios, si no se desacelera la transmisión del virus la situación sería mucho más difícil de lo que ya es y podría comprometer la respuesta que hasta el momento han dado el sistema de salud y los diversos sectores y organismos implicados en el control de la epidemia. Y eso no podemos permitirlo”, subrayó Portal Miranda.

“Tenemos que seguir trabajando. Hoy lo que está circulando en el país es el virus SARS-CoV-2, que genera la COVID-19, porque han existido alertas, movimientos en redes, falsas alarmas, y lo que realmente hemos estado demostrando en esos territorios donde hay un incremento del número de casos, es que lo que está circulando es este virus”, aclaró.

Cuba, a 389 días de la epidemia

A 389 días de reportarse los primeros contagios de la COVID-19 en Cuba, se acumulan 83 515 casos confirmados, para una tasa de Incidencia de 746.6 por cada 100 000 habitantes.

El ministro precisó que en los últimos 15 días son 14 358 los diagnosticados con el virus, mientras que los casos activos, que llegaron a oscilar entre 3 000 y 4 000, hoy ascienden a 5 063 (6.1%).

Si bien Cuba se encuentra entre los países con mayor porcentaje de casos recuperados, 77 953 (91.4%), “ya se observa el impacto en esta variable, debido al incremento del número de casos”.

Hoy los fallecidos suman 443. La tasa de letalidad se ha mantenido estable y ha ido disminuyendo en relación a los primeros momentos de la epidemia, actualmente es de 0.53%, “pero estamos muy inconformes porque sí ha habido un impacto. A todos nos duele cada mañana escuchar las cifras, de uno, cinco, cuatro, tres, dos fallecidos”, dijo.

“Hoy tenemos en las unidades de cuidados intensivos 39 críticos y 38 graves, y hay días en los que hemos llegado a superar los 80 pacientes entre graves y críticos.

“A partir de que nos preparamos y anticipamos al riesgo, podemos decir que hoy no hemos tenido un colapso de los servicios y siempre hemos tenido las reservas de camas. De hecho, hoy estamos desplegando camas de terapia intensiva que eran reservas, que no tuvimos que utilizar desde la primera etapa, y estaban previstas en el plan, pero  hemos tenido que abrir nuevas camas para poder solventar el número de casos.

“Hay cobertura para continuar asimilando casos, pero lo que queremos y necesitamos es que las personas no lleguen a cuidados intensivos. En la medida en que el crecimiento de los nuevos contagios se mantenga, el riesgo es mayor a partir de la propia susceptibilidad de los individuos. Por eso ratificamos la importancia de las medidas de protección.

“Hemos crecido de manera considerable en el número de PCR, a partir del incremento de la capacidad de laboratorio. En marzo del pasado año, cuando comenzó la epidemia, se realizaban alrededor de 100 PCR al día. Hoy superamos los 20 000 PCR diarios, lo cual ofrece una capacidad de diagnóstico significativa que se ha ido desplazando por todo el país. Hoy se trabaja en la puesta en marcha de capacidades en las provincias que nos faltan”, destacó el ministro de Salud Pública.

Explicó que en Cuba la pandemia ha evolucionado en el tiempo con características diferentes, pudiéndose definir hasta el momento cuatro etapas que se distinguen entre sí:

  • Primera etapa: desde la semana 11/2020 hasta la semana 30/2020 (8 de marzo al 25 de julio)
  • Segunda etapa: desde la semana 31/2020 hasta la semana 48/2020 (26 de julio al 28 de noviembre)
  • Tercera etapa: desde la semana 49/2020 hasta la semana 3/2021 (29 de noviembre 2020 al 23 de enero 2021)
  • Cuarta etapa: desde la semana 4/2021 hasta la semana actua (24 de enero a la actualidad)

Respecto a la tercera y la cuarta etapas, el ministro apuntó que coinciden con el inicio de la apertura de los vuelos y la entrada al país de viajeros, lo cual generó un crecimiento de contagios.

Para entender cómo se ha comportado la epidemia, recordó que en el primer periodo la tasa de incidencia fue de 21.8, el total de niños contagiados fue de 286, la tasa de mortalidad fue de 0.78 y los PCR por 100 000 habitantes eran 2 046, mientras que la positividad era muy baja: alrededor de 17.8 casos por día.

En el segundo periodo, la tasa de incidencia creció a 47.4, se reportaron 659 casos de niños y la tasa de mortalidad fue de 0.39%.

En el tercer periodo creció la tasa de incidencia, a 327.9 y aumentaron los casos en niños hasta 1 355 (10.4%). La tasa de mortalidad fue de 1.47%. “La letalidad no aumentó, y ello habla de la fortaleza de nuestros protocolos, siempre que se puedan abordar los pacientes de manera oportuna”, destacó Portal Miranda.

En ese periodo, además, continuó creciendo la cifra de PCR x 100 000 habitantes, hasta 11 159, y “comenzamos a hablar de la introducción de la identificación de las nuevas cepas virales al país, el 22 de enero”, recordó.

“El cuarto periodo ha sido el más complejo. Se puede apreciar en las gráficas la meseta de la que hablábamos, con un elevado número de casos. A partir de la última semana de enero, el brote epidémico ha mantenido un comportamiento diferente, caracterizado por el diagnóstico de más de 5 000 casos confirmados por semana, con un aumento de la transmisión en varios territorios que antes mostraban control de la situación epidemiológica.

“Ya en este momento hablamos de transmisión predominantemente autóctona, pues aun cuando hemos tenido viajeros enfermos, estos van directamente a aislamiento por la adopción de protocolos, y ya no impactan dentro de la transmisión entre la población. Ya este comportamiento es de dispersión y por la transmisión presente en los diferentes territorios del país”, dijo.

En el mes de marzo se diagnosticaron 25 686 casos; de ellos, 25 375 fueron autóctonos y 311 importados. “Se constata un incremento sostenido de casos en los últimos 15 días, marcado en la última semana (7 041).

El promedio diario de casos fue aumentando también: en enero fue de 501; en febrero, de 822; en marzo de 829, y en los siete primeros días del mes abril ascendió a 1 034.

“En la medida en que tenemos ese elevado número de casos, cuando no se cumplen las medidas que están establecidas, cuando no hay una responsabilidad de todo el que le corresponde y de la población de manera general, comienza a dispersarse la enfermedad. Estas cifras nos preocupan muchísimo, y aunque en los últimos dos días bajaron a 900, las cifras siguen siendo altas. Es necesario que todos nos preocupemos con este asunto, porque es imprescindible que cada quien haga la parte que le corresponde”, comentó el ministro.

En esta etapa (últimos quince días), la tasa de incidencia del país es de 128.4 x 100 000 habitantes. Las provincias con mayores tasas (aunque todas las provincias están teniendo casos en los diferentes territorios) son: La Habana (345.1); Matanzas, que había logrado estabilizar el control de la transmisión, ha tenido un retroceso importante y tiene comprometidos varios municipios (162.5); Granma (160.7), con una dispersión significativa en el municipio de Bayamo; Sancti Spíritus (127.5) y Santiago de Cuba (110.9).

Portal Miranda hizo especial énfasis en cómo han aumentado los contagios en niños, que han ido creciendo por etapas: 286 en la primera etapa (11.5%), 659 en la  segunda (11.5%), 1 355 en la tercera (10.4%) y 7 308 en la cuarta (12.5%).

“Lo más duro es que hemos tenido varios casos de niños y niñas graves y críticos. En estos momentos, por ejemplo, damos seguimiento a una adolescente que, si bien ya es negativa al virus, se mantiene crítica, y es una niña con mucha vulnerabilidad por su enfermedad de base. Es muy difícil, cada vez que tenemos que enfrentarnos a un niño que está enfermo y a quien llevamos hasta la casa esta enfermedad, que pone en tensión a la familia y al sistema de salud, que tiene un compromiso con salvarle la vida.

“La mayor cantidad de contagios que hoy tenemos están vinculados al medio familiar, y por cada caso positivo hay hasta ocho personas de contacto en su medio familiar, una variable que no se estaba comportando de esta manera. Hoy la familia se nos está complicando dentro de la casa. Tenemos que insistir en que también dentro de las casas, esas personas que hoy están en la calle, cumplan las medidas dentro de la vivienda.

“No ganamos nada con lamentarnos luego, cuando toda la familia tiene que ir a un ingreso, poniendo en riesgo a las personas que como es lógico son más vulnerables, aunque como ya hemos visto, vulnerable puede ser cualquiera de las edades”, advirtió.

“Si bien hacíamos énfasis en la vulnerabilidad de las personas mayores de 60 años, hoy ya tenemos fallecidos menores de 60 años, y por etapas han ido creciendo. Si en la primera etapa tuvimos 15, en la cuarta ha habido 36 fallecidos más jóvenes”.

Ministro de Salud: No se puede perder el sentido de la responsabilidad

Respecto a las principales causas que han incidido en la actual situación epidemiológica, el ministro señaló deficiencias en el cumplimiento de los protocolos a nivel de las áreas de salud, que incluye acciones sanitarias, organización, y donde influye el volumen de casos que se está recibiendo, pero también de otros organismos que participan a nivel de la comunidad en el enfrentamiento a la epidemia.

“Los protocolos establecidos tienen un diseño adecuado, y hemos evaluado cuando no se logran cumplir bien. Hemos sido flexibles incluso en la incorporación de medidas nuevas que sabemos que pueden ser efectivas”, agregó.

“Sabemos de las inconformidades, por ejemplo, en el atraso de la realización y resultados de PCR; con las pesquisas, identificación de casos, atrasos en los ingresos en centros de aislamiento, las demoras en los traslados… Son realidades que conocemos, que no hemos dejado de analizar, que tensan el sistema ante el elevado número de casos y favorecen la dispersión de los mismos”.

También mencionó la demora en el ingreso inmediato de los casos confirmados y sospechosos, pero en ese sentido remarcó que aún hay personas que esconden los síntomas. “Al final esa persona llega tarde al sistema de salud y ya hemos dicho que la efectividad de nuestros protocolos y medicamentos está vinculada al impacto e inmediatez con que tratemos a los pacientes”.

Asimismo, se refirió al no ingreso de la totalidad de los contactos en centros de aislamiento. “Muchas provincias desmontaron los sistemas para el manejo de contactos, y tuvieron atrasos luego para crear nuevamente esas capacidades. En La Habana, a partir de las elevadas tasas de incidencia, no se logran las capacidades necesarias para el aislamiento de los contactos en centros. Hemos tenido que usar los centros que estaban previstos para los sospechosos y casos de mayor riesgo y positivos. El número de contactos que han ido a esos centros es mínimo, y eso hace que la mayor parte haya ido a aislamiento domiciliario.

“Sabemos lo difícil que es aislar en las viviendas, y aquí juega un papel esencial la responsabilidad de la familia, las organizaciones. Esa persona que se va de la vivienda, no solo complica a su familia, sino al barrio”, subrayó.

Sigue habiendo, además, un predominio de casos asintomáticos, personas que aparentemente están bien pero transmiten la enfermedad.

“Este es un tema al que hay que darle el máximo de atención en la capital, y en ese sentido el Ministerio, junto al Consejo de Defensa de La Habana, analiza las brechas que existen. Y no es solo en la capital, porque hemos tenido también problemas en el aislamiento de contactos en algunos territorios, lo cual ha influido en la situación que tienen”.

Portal Miranda insistió en la disminución de la percepción de riesgo de la población a partir del tiempo de evolución de la pandemia y el inicio de los estudios de intervención con los candidatos vacunales.

“Las personas no pueden pensar que porque se pusieron una dosis de la vacuna tienen el problema resuelto y no enferman. No se puede perder el sentido de todas las medidas y la responsabilidad”, insistió.

“Hay un incremento paulatino de los eventos de transmisión en centros laborales, aunque también hay comunitarios. Los centros laborales son de mucho riesgo y hemos encontrado personas sin nasobuco. Trabajan en conglomerados, hay grandes reuniones, y vale señalar que entre los elementos que se conocen de las nuevas cepas del virus está su alta transmisibilidad. Incluso, se habla de los aerosoles que se generan en locales cerrados y pueden mantenerse cuando hay una alta concentración de personas”, dijo.

Durante el mes de marzo se reportaron 42 eventos de transmisión en nueve provincias y el municipio especial Isla de la Juventud, con 3 172 casos, de ellos 2 454 en 17 instituciones. “De ahí la responsabilidad de las administraciones”.

Respecto a otro elemento que ha incidido, como el no cumplimiento de las medidas de restricción en cuanto a la movilidad de la población entre provincias y en los propios territorios, dijo que esta es una medida que está establecida y que no se ha respetado.

Portal Miranda señaló que se han identificado cinco variantes y seis patrones mutacionales de la variante 614 (cepa identificada desde el inicio de la pandemia en el país), con tres nuevas cepas circulantes (sudafricana, californiana y de Reino Unido), reconocidas como altamente contagiosas y que a nivel internacional se han relacionado posiblemente con un incremento de la mortalidad.

“El país tiene aprobado un plan que ha ido incorporando las mejores experiencias internacionales, y también las nuestras. No se trata solo de incorporar nuevas medidas, sino cumplir lo que ya está establecido y sabemos que da resultado. Que lo previsto se haga, y se haga bien.

“Tenemos buenos ejemplos, los protocolos establecidos con el turismo han tenido éxito, prácticamente no ha habido eventos de transmisión en los hoteles, lo cual ha permitido mantener un nivel de turismo que necesita la economía del país.

“Existe un consenso global en torno al rol de los aerosoles en la transmisión de la COVID-19, sobre todo vinculado a las nuevas cepas. Estos aerosoles, que a veces están cargados de virus, en lugares cerrados, no ventilados, donde se permanece largo tiempo, pueden contaminar a personas aunque aparentemente no estén cerca”, recordó.

“Si bien es importante que analicemos y tomemos en cuenta las actuales cifras de contagios, pues en ellas se evidencia cuán compleja es la situación en el país, no podemos ver la epidemia como simples números. Tras cada uno de ellos hay una persona, una familia, a la cual la enfermedad le ha cambiado la vida.

Puntualizó que, “además de incrementar considerablemente las cifras de contagio en todo el país, ello ha traído como consecuencia, lamentablemente, el fallecimiento de personas en cada uno de los días que ha transcurrido del año, (con excepción del pasado 4 de abril)”.

“Cada una de esas muertes duele, le duele a Cuba, pero sobre todo le duele en lo más íntimo a cada familia. Esta realidad debía convertirse en señal de alarma para todos, principalmente cuando en ocasiones quienes fallecen ni siquiera son personas mayores o con algún tipo de comorbilidad que pudiera hacer más complejo su tratamiento. Es el llamado al pueblo y a los organismos implicados en esta lucha contra la epidemia”, afirmó el ministro cubano de Salud Pública.

Variantes de SARS CoV-2 circulantes en Cuba

Durante su intervención en la Mesa Redonda de este jueves, la Dra. María Guadalupe Guzmán, directora del Centro de Investigación, Diagnóstico y Referencia del IPK, explicó que los virus se replican: usan las células como maquinarias, pero en ese proceso de replicación, que da millones de partículas virales, ocurren errores.

“En un ciclo replicativo puede en un rango surgir un cambio, un error, una mutación. A la vez que surge una mutación, es diferente al virus original, pero eso no significa que desde el punto de vista de lo que ese virus producirá después, cambie. Puede que se comporte igual, sea similar, pero ya no es el mismo”.

“En este ciclo pueden ir surgiendo mutaciones específicas o virus con varios grupos de mutaciones. Todas estas constituyen variantes del original. Es decir, un cambio conduce a una nueva variante de la cepa original y las variantes pueden diferenciarse por una o más mutaciones.

“¿Qué significa esto? Que usted tiene una nueva variante de un virus a partir de un grupo de mutaciones y eso puede incidir en que sea más transmisible, más virulento, más patógeno; esté asociado a mayor severidad, mayor posibilidad de muerte. Puede implicar también que el virus se replique más y produzca mayor carga viral”, explicó.

En sentido general −continuó−, las mutaciones pueden resultar en virus más transmisibles, asociados a mayor severidad o a menor eficacia en el diagnóstico, vacunas… En paralelo, la probabilidad de mutaciones se incrementa en la medida en que la transmisión es mayor.

La doctora Guzmán abordó el concepto de vigilancia genómica, que implica vigilar el genoma de los virus. “La COVID-19 provocó que el mundo entero trabaje en lo que se llama vigilancia genómica. Muchos países lo están haciendo, otros  envían sus muestras a centros que se dedican a esto. No se controlan todas las muestras, pero hay que seleccionar para saber qué está pasando, qué está circulando; ir identificando los nuevos virus que siguen siendo SARS-CoV-2, pero que va cambiando”.

La experta apuntó que el virus va cambiando y, como resultado, algunas variantes se pierden en el tiempo, dejan de circular, y hay otras que las van sustituyendo porque son más agresivas, transmisibles.

“Es importante este tipo de estudio porque permite explicar los incrementos de casos en lugares específicos. La vigilancia genómica permite comprender la distribución y diseminación de la enfermedad y conseguir una mejor comprensión de la epidemiología local: estudio de clusters de casos, incremento de transmisión, gravedad de los casos”.

El coronavirus lleva ese nombre por la espícula con forma de corona. Son virus RNA de simple cadena, aproximadamente con 30 000 nucleótidos. Esa proteína de la espícula (S) está involucrada en la unión al receptor celular, explicó directora del Centro de Investigación, Diagnóstico y Referencia del IPK.

“Se ha usado la metáfora de la llave y la cerradura. Ahí está la llave del virus para abrir la puerta de la célula. No es lo mismo tener una llave con pines difíciles que una llave que encaje perfectamente en la cerradura. Algunas de estas mutaciones que están situadas en la zona de la llave, permiten la entrada del virus mucho más fácilmente”.

No obstante −precisó−, uno puede tener un virus que se transmite muy bien; pero si usted está solo, infectado, cumpliendo medidas de contención y aislamiento, no infectará a los demás, aunque el virus tenga esa potencialidad.

La investigadora comentó las características de la mutación en la posición 614 de la espícula (S) en la cepa original de Wuhan, que surgió temprano en la pandemia, en enero de 2020, y predomina globalmente. “Surge en una zona de la espícula y sustituyó prácticamente a los virus originales de Wuhan”.

Esa mutación le dio al virus una capacidad que acorraló a la original y se impuso. Es la variante que circula en Cuba desde que se confirmaron los primeros pacientes con la enfermedad.

“Desde la identificación inicial del SARS-CoV-2, hasta el 22 de marzo de 2021, se han compartido, a nivel mundial, más de 845 000 secuencias genómicas completas, permitiendo identificar cambios en los patrones epidemiológicos, en la virulencia o en la disminución de la eficacia terapéutica, entre otros. Predomina el Clado G y sus derivados”, dijo.

De acuerdo con la clasificación de la OMS y de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC), en Estados Unidos, hay variantes de preocupación y variantes de interés en salud pública, desde el punto de vista clínico y epidemiológico.

Variantes de preocupación (VOC, por su sigla en inglés)

Hasta la fecha se han identificado 3 variantes del SARS-CoV-2

    B.1.1.7 (Reino Unido)

    B.1.351 (Sudafricana)

    B.1.1.28.1 (P1, Brasil/Japón)

Variantes de interés en salud pública (VOI por su sigla en inglés)

    B.1.525 (Nueva York)

    B.1.526 (Nueva York)

    B.1.427 (California)

    B.1.429 (California)

     B.1.1.28.2, alias P.2.

“En el día a día hablamos de la variante de Reino Unido o Sudáfrica, pero hay que aclarar que no es que sean de allí, sino que en esos lugares fue donde se notificaron”, destacó.

En el caso de las pertenecientes al primer grupo, son las que están causando un gran número de casos, incremento en transmisión, e incluso, en algunos estudios se asocian a aumento de la patogenicidad, de la severidad de la enfermedad.

Con respecto a las variantes de interés, se plantea que es necesario vigilarlas, porque en algunos lugares están causando, quizás, incremento de transmisión.

En el caso de Cuba, los estudios comenzaron con los primeros casos. En el periodo de marzo a julio predominó la variante 614, más frecuente aún en el mundo. En el estudio durante el brote de Ciego de Ávila, todas las muestras respondieron a esta variante.

Entre el 28 de diciembre y el 28 de marzo, entraron al laboratorio un total de 414 muestras, la mayoría de La Habana por la situación existente en la capital. En el periodo se han detectado cinco variantes genéticas y seis patrones mutacionales. “No todas tienen el mismo peso, pero están”.

En el caso de la variante original de Wuhan, solo se identificó en dos casos. “Hemos encontrado la variante de Sudáfrica, que en enero se mencionaba a partir de un viajero, pero que evidentemente se está imponiendo en nuestro país”.

Reiteró que hay cinco variantes, incluyendo la original, circulando en el país. “Tenemos la original de Wuhan en algunos casos; la 614, que fue la que predominó el año pasado, y, además, tenemos variantes de preocupación como la de Sudáfrica, la del Reino Unido, que se detectó en solo tres personas, y la de California, que se está planteando como de interés en salud, pero hay que seguirla.

“En el caso de la del Reino Unido, los datos confirman que se debe vigilar, porque puede quedarse ahí o no, pero ya sabemos que entró al país”.

La clasificación de patrones mutacionales fue una decisión interna. “Son variantes también de la 614, con alguna otra modificación de la espícula”, señaló la Dra. Guzmán.

“Hoy que se abre esta información al público cubano, queremos decir que son variantes. No hemos encontrado los cambios aminoacídicos reportados en estos patrones en otras variantes de las reportadas en el mundo. Algunas están en números pequeños, pero otras no, por lo que es posible que surjan variantes cuya nomenclatura oficial sea reportada en La Habana.

“Para nosotros, internamente, son variantes de interés que hay que seguir, porque se identificaron en 30 o más pacientes, y que se empiezan a dispersar.

“En resumen, se mantiene la variante 614 como predominante, pero circulan otras variantes y dentro de ellas, en segunda prioridad, la notificada en Sudáfrica, y en tercera, la de California”, dijo.

Se estudiaron 71 viajeros, el 91.5% de la primera quincena de enero, y 32 de Estados Unidos. En viajeros, en la primera quincena de enero, se detectaron nueve variantes-patrones. Una quincena después, se observa la aparición e incremento en el tiempo de cinco variantes y seis patrones mutacionales.

En este periodo se estudiaron 41 fallecidos de todas las provincias. En ellos se identificaron seis variantes, entre ellas la 614, la de Sudáfrica y la de California.

En este estudio de muestras más reciente, se confirma que la variante circulante en todo el país ha sido la 614. Mientras, la de Sudáfrica se ha concentrado en La Habana y se identificó en Matanzas, Ciego de Ávila y Guantánamo. La variante de California se detectó en siete provincias, la mayor parte de los casos también en La Habana.

La variante notificada en el Reino Unido, una de las más preocupantes a nivel mundial, se identificó en dos casos en La Habana y hace poco días en Santiago de Cuba.

“Como número de variantes, los dos polos son las provincias localizadas en el occidente y oriente, acorde con la situación epidemiológica más compleja.

“En resumen, hoy están circulando cinco variantes y seis patrones mutacionales, con un cambio de patrón a lo observado en 2020, cuando solo se detectó la variante D614G”, precisó.

En 41 fallecidos, se han detectado tres variantes y tres patrones mutacionales. En 29 fallecidos de La Habana ha sido detectada la variante notificada en Sudáfrica en 11 fallecidos (37.9%).

“Si usted mantiene las medidas de transmisión, aunque la cepa sea muy transmisible o asociada a una mayor patogenicidad, ella no se dispersa”, recalcó.

“Los fallecidos de nuestro país eran personas muy vulnerables, pertenecientes a grupos de riesgo. Si se infectan, incluso con la variable menos patógena, tienen un factor de vulnerabilidad elevado a partir de la edad, la hipertensión y la diabetes.

“La Habana, seguida por Mayabeque y Pinar del  Río, presentan el mayor número de variantes-patrones. Se incrementa el número de muestras de otras provincias y hay un aislamiento viral en curso”, dijo la experta.

Explicó que, atendiendo a las consideraciones de la OMS, la circulación de estas variantes está relacionada con un aumento de la transmisibilidad o el daño causado por el cambio en la epidemiología de la COVID-19.

“Pueden conllevar un aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica de la enfermedad o a una disminución de la eficacia de las medidas de distanciamiento social y de salud pública o de los diagnósticos, vacunas y terapéuticas disponibles”.

Desde finales de diciembre −precisó−, se observó un incremento paulatino en Cuba de otras variantes de SARS-CoV-2, diferentes a la reportada inicialmente (Clado G).

“El incremento en las variantes fue inicialmente a expensas de viajeros, pero poco a poco se han introducido en casos autóctonos. Estos resultados indican que, aunque en Cuba la variante que aún predomina es el grupo o clado G, otras variantes de SARS-CoV-2, particularmente la sudafricana, muestran una ventaja desde el punto de vista evolutivo, pudiendo potencialmente llegar a sustituir al clado G”, indicó.

Algunas de estas variantes se han diseminado más fácil y rápido que las otras, lo que puede justificar la ocurrencia de más casos de SARS-CoV-2. “Este podría ser un factor, no el único, que justifique el incremento en el número de casos en el país, en el último mes”.

Insistió en que las medidas de aislamiento, así como las otras ya conocidas, son las únicas que siguen siendo efectivas, y que deben potenciarse y sostenerse en el tiempo.

“Es una situación de peligro, pero hay que enfrentarlo con información, sabiendo lo que hay que hacer y haciéndolo todos los días. Cuba tiene condiciones de salir de este peligro”, aseguró.

Concluyó reconociendo que el estudio es resultado del trabajo conjunto del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri, la Universidad de Ciencias Informáticas, Universidad de La Habana, los centros provinciales de Higiene y Epidemiología de La Habana, Matanzas, Villa Clara y Santiago de Cuba, la red de laboratorios de diagnóstico molecular, el Instituto Finlay de Vacunas, el Centro de Inmunología Molecular, el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, el Laboratorio de la Defensa Civil (Lisida) y la DNE del Minsap.

¿Cómo marchan los ensayos de los candidatos vacunales cubanos?

El Dr. Eduardo Martínez Díaz, presidente de BioCubaFarma, actualizó la información sobre la marcha de los ensayos de los candidatos vacunales cubanos. “Esta semana comenzó la aplicación de la segunda dosis, tanto de la vacuna Soberana 02 como de Abdala, y marcha bien. Ahora tenemos que a la misma cantidad de personas a las que se aplicó la primera dosis, deben ponerse la segunda dosis. Y esto marcha bien”.

Se ha explicado también que, en paralelo a este estudio fase III, transcurre el estudio de intervención, en este caso inicialmente en trabajadores de la salud y de BioCubaFarma.

Sobre este tema, Martínez Díaz aclaró que la OMS plantea la posibilidad de hacer estudios en paralelo a las evaluaciones clínicas en fase III, siempre y cuando sea seguro hacerlo.

Además −dijo−, “como parte de la estrategia de desarrollo clínico lo hemos concebido así por la cantidad de personas que se van a tener que inmunizar (y está ocurriendo así en el mundo), en un periodo muy corto de tiempo, es muy grande, y es un reto para todos los sistemas de salud llevar a cabo un programa de inmunización tan grande y acelerado.

“Es importante ir escalando esa vacunación. Como parte de esa estrategia definimos que después que empiece el fase III y que se apliquen las primeras dosis, que sigamos teniendo evidencia de la seguridad de la vacuna, se había diseñado un protocolo para entonces comenzar este estudio de intervención en el personal de la salud, en 75 000 sujetos. Este estudio también marcha bien. En el día de ayer estaba en el 78.5%. Entre viernes y sábado debemos concluir la primera dosis de este estudio.

“Hemos planificado también hacer otros estudios de intervención, incluso para escalar aún más la vacunación. Uno de esos estudios es en la población de La Habana. Esto es conveniente hacerlo, porque estos estudios también nos permiten ir evaluando la seguridad en un mayor número de personas. Es un estudio muy controlado, pero más abierto, y da muestra de lo que ocurre en la vida real en un programa de inmunización. La idea es ir escalando”.

Para hacer estos estudios se han hecho análisis de riesgo, típicos en el campo de las investigaciones clínicas. “Tenemos evidencia de seguridad de las vacunas, evidencia de que la mayoría de los eventos son ligeros y moderados, y tenemos evidencia de los niveles de respuesta inmunológica que produce nuestra vacuna. A partir de esa evidencia, es que se ha decidido llevar a cabo este desarrollo clínico de esta forma. También se continúa trabajando en los otros candidatos vacunales”.

En estos días se espera que el Cecmed autorice la fase II del estudio en convalecientes para la vacuna Soberana Plus. También se está presentando un estudio clínico en convalecientes con la vacuna Mambisa.

“Esta vacuna la estamos usando tanto en pacientes convalecientes como en reactivación de la vacunación. Se están analizando y revisando los protocolos de la Soberana 02 y de Abdala para su evaluación en niños de cinco a 18 años. Todo esto marcha y se irán incorporando próximamente estos nuevos estudios y todo este programa de desarrollo clínico que tenemos”.

En cuanto a Soberana 01, está previsto un estudio clínico en el centro del país.

“A medida que hemos estado haciendo el desarrollo clínico, hemos estado estructurando los sistemas productivos y en estos momentos tenemos seis plantas que participan en las producciones de nuestras vacunas, y ya estamos en el escalado final en la producción de lo que es el antígeno, que marcha bien”, destacó Martínez Díaz.

“Estamos llegando por encima de los 2 000 litros de fermentación tanto del antígeno que se obtiene en levadura, que se hace en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, como del antígeno que se produce en células de mamíferos que se produce en el Centro de Ingeniería Molecular.

“Los resultados son positivos y eso nos da una garantía, porque una vez que concluyan los estudios podremos disponer de muchas cantidades de vacunas para entonces vacunar muy rápidamente a nuestra población”, afirmó.

“En el mundo, en cuanto a las vacunas que se están utilizando en estos momentos, no hay todavía ningún resultado científico, ningún reporte, donde se hable de que haya aparecido alguno de estos mutantes que escape a la capacidad que tienen estas vacunas de generar anticuerpos que neutralicen el virus. Sí en disminuir, pero no ha aparecido todavía, aunque es algo que puede ocurrir, como ocurre con otros virus.

“Hasta hace dos días, cerca de 700 millones de personas han recibido al menos una dosis; cerca de 150 millones ya han recibido todas las dosis, lo que representa el 0.9 % de la población mundial.

“Hace dos días se logró la mayor cantidad de personas vacunadas diariamente, 16 millones. A ese ritmo, sobrepasamos dos años para poder vacunar a la población mundial”, dijo el presidente de BioCubaFarma.

Señaló que estas vacunas, hasta ahora, han demostrado que son efectivas contra las diferentes variantes del virus. “La doctora Lupe lo mencionaba: hay tres variantes que son de preocupación de la OMS, la comunidad científica internacional, que son las identificadas inicialmente en el Reino Unido, la de Brasil y Japón y la de Sudáfrica, que tienen en común una mutación, que es la famosa mutación 484, que provoca un cambio en la RBD, en la llave, que trae como consecuencia que los anticuerpos que fueron generados contra una llave que es un poquito diferente, se dificulta su reconocimiento y por lo tanto disminuye su capacidad de neutralizar la unión de esa llave a la cerradura. Resulta menos efectiva.

“Por ejemplo, sobre la vacuna Pfizer se ha reportado que ellos han disminuido en 10 veces la capacidad de neutralizar el virus. Siguen neutralizando, pero disminuye. En el caso de Moderna, reporta que disminuye 12 veces.

“Por lo tanto, es importante tener altos niveles de anticuerpos. Por eso en nuestra estrategia también decidimos aplicar una tercera dosis, para lograr altos niveles de inmunidad y que frente a esta cepa, aunque baje el nivel de neutralización, siga existiendo neutralización”.

Pfizer y Moderna hacen estudios para incluir una tercera dosis, “hecho que ya nosotros tenemos adelantado en nuestro esquema de ensayos clínicos.

“Con toda esta situación que tenemos, que están en nuestro país circulando todas estas variantes, es un reto para los estudios que estamos haciendo con nuestros candidatos vacunales, porque estamos haciéndolo en un escenario donde existen esas mutaciones. Nos da la posibilidad también de que, una vez que tengamos los niveles de efectividad, sea una efectividad en este contexto.

“Conocemos que los niveles de anticuerpos que generan nuestras vacunas están al mismo nivel o son superiores a los que inducen otras vacunas, y hemos podido hacer esos experimentos de personas, cubanos que se han inmunizado y han dado su consentimiento y disposición para evaluar los niveles de anticuerpos que tienen. Hemos evaluado y comparado y conocemos los resultados.

“Hay que esperar a que estén los resultados finales y ver cuál es el porcentaje de efectividad que tenemos con nuestras vacunas, y tenemos confianza de que va a ser positivo”, afirmó.

“Hay que esperar a completar los estudios. Estamos pensando que entre la segunda quincena de mayo y junio debemos abrir los códigos y hacer el primer corte interino del estudio, y tener datos sobre la efectividad. A partir de ahí, aspiramos a tener autorización para uso de emergencia por nuestra autoridad.

“No podemos confiarnos aunque se esté vacunando. Lo que sabemos es que 14 días después de que se aplique a un sujeto la última dosis, es cuando se alcanza un nivel alto de respuesta inmunológica y una mayor probabilidad de estar protegido. Hay que esperar a que llegue ese momento y se empiece a cortar la transmisión del virus, para ir a una nueva normalidad. Es el llamado que desde la ciencia hacemos a nuestro pueblo”, afirmó.

Nuestra mayor preocupación debe centrarse en cuidarnos

En los minutos finales de la Mesa Redonda, el ministro de Salud Pública remarcó la fortaleza que ha representado para el país integrar a todos los organismos y sectores de la ciencia. “Ello habla de la capacidad de Cuba para continuar respaldando todas las acciones que se vienen desarrollando para frenar esta epidemia”, dijo.

Sobre la preocupación natural en la población ante la aparición de las nuevas cepas, el ministro insistió en un elemento clave: “Todos los virus cambian con el paso del tiempo, pero el mensaje más importante que tiene que conocer nuestra población es que no importa qué cepa de coronavirus es la que está afectando nuestro país o territorio, sino la claridad que debemos tener de que el virus sigue rondándonos y que hay que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para protegernos a nosotros mismos y a la comunidad global.

“Nuestra mayor preocupación debe centrarse en cuidarnos y cumplir todas las medidas de bioseguridad, porque ante cualquiera de las variantes del virus, las medidas son las mismas.

“Hemos hablado de enfermedad, de muerte, pero no podemos olvidar las secuelas. Cada día las investigaciones han estado demostrando en mayor medida el importante número de secuelas que deja la enfermedad: alteraciones psicológicas, en el orden cardiovascular, renal… Las tomografías de pacientes convalecientes de COVID-19 han mostrado afectaciones. En pacientes graves y críticos el daño pulmonar ha sido considerable, e incluso se está hablando ya de los daños neurológicos que al cabo de los meses aún persisten.

“Debemos insistir en que el objetivo de vacunar es disminuir la enfermedad sintomática. Muchas personas siguen pensando que tras el primer pinchazo no se contagiarán con el SARS-CoV-2. También hay que señalar que lograr respuesta inmunitaria, una vez vacunados, toma tiempo y debe completarse el esquema. La gente está bajando aún más la percepción de riesgo pensando que es un pinchazo mágico”, alertó.

El cumplimiento de las medidas de protección individual, en la familia y en los colectivos laborales sigue siendo lo más importante, enfatizó Portal Miranda.

Antes de finalizar, el ministro de Salud Pública agradeció y reconoció nuevamente a cada trabajador de la salud, a los estudiantes,  a los que en el último año se han consagrado a luchar contra este virus; a sus familias, que han sufrido las ausencias y compartido desvelos.

“Muchísimas gracias por acompañarnos en esta batalla por la vida, por el ser humano, por la salud. Hemos tenido que enfrentar carencias de recursos; el bloqueo ha sido una realidad agudizada en medio de este escenario; hemos tenido errores y los hemos rectificado, pero nuestro personal no ha dejado de luchar por vencer”, concluyó.

Tomado de Cubadebate




Los títeres ya tienen museo en La Habana

Por: Ricardo Alonso Venereo

El Arca Teatro Museo de Títeres inauguró el pasado domingo 4 de abril, la sala permanente del museo que atesora muñecos, documentos y materiales relacionados con el arte titiritero.

La inauguración fue posible gracias al empeño y la generosidad de  los artistas, donantes, diseñadores, especialistas, técnicos, consultores, constructores y directivos, lo que agradece El Arca Teatro Museo de Títeres, situado en la planta baja del edificio Casa Pedroso en la Avenida del Puerto, esquina a la calle Obrapía, en La Habana Vieja. 

El compromiso y desempeño conjunto del Centro de Teatro de La Habana y la Oficina del Historiador de la Ciudad (OHC) hicieron realidad el viejo sueño de abrir este espacio  que «enriquece el acervo cultural y patrimonial de nuestra institución», indicó El Arca, citado en el sitio web de la Uneac.

La actividad de inauguración se efectuó en formato reducido, debido a la complejidad de la situación epidemiológica actual en la ciudad y en el municipio de La Habana Vieja. Asistieron autoridades del Comité Provincial del PCC, el Gobierno de la ciudad y la Uneac.

Tomado de Granma




Casa Museo Ernest Hemingway

La actual Casa Museo Ernest Hemingway fue el lugar de residencia en Cuba, desde el año 1940 hasta su muerte en 1961, del célebre escritor norteamericano Ernest Hemingway. Conocida como Finca Vigía, esta propiedad se encuentra ubicada en el poblado de San Francisco de Paula, a quince kilómetros del centro de La Habana. Convertida en museo el 21 de julio de 1962, es la primera institución creada en el mundo para divulgar la vida y la obra del Premio Nobel de Literatura 1954.

Finca Vigía se encuentra situada en una colina donde hasta bien entrado el siglo XIX estuvo emplazado un puesto de vigilancia del ejército español. De ahí su nombre. En el año 1887 pasó a ser propiedad privada y hogar de Miguel Pascual Baguer, maestro de obra y arquitecto catalán que llegó a este lugar buscando refugio donde sobrellevar el dolor por la muerte de dos de sus hijos. En este terreno construyó una espaciosa y ventilada casa familiar, en la que vivió junto a su familia hasta el año 1903. Poco tiempo después la vendió y Finca Vigía pasó a manos de otros dueños. Un francés, Joseph D´Orn Duchamp, la compró con el objetivo de alquilarla como quinta de recreo.

Hemingway compra Finca Vigía

En 1939 Martha Gelhorn, la tercera esposa de Hemingway, descubrió Finca Vigía entre los anuncios clasificados de un periódico habanero y convenció a su esposo para abandonar el Hotel Ambos Mundos, donde se hospedaban, y mudarse a este lugar. El 28 de diciembre de 1940 Hemingway compró Finca Vigía por el precio de 18 500 pesos. Pero fue su cuarta esposa, Mary Welsh, la que se ocupó de acondicionar la finca con muebles diseñados por ella y construidos por carpinteros vecinos de San Francisco de Paula, convirtiéndola en “un lugar espléndido” que adquirió la fama que surge de la estrecha asociación hogar-escritor, y cuyas bondades están descritas en algunas de las crónicas periodísticas hemingwayanas de los años 50 y en novelas como Islas en el Golfo.

Finca Vigía fue la residencia más estable que tuvo Ernest Hemingway. En ella vivió hasta 1960, año en que viajó a España para asistir a las corridas de toros. Sintiéndose muy enfermo siguió hacia Estados Unidos, donde fue hospitalizado. El 2 de julio de 1961 se suicidó en Ketchum, Idaho.

Hemingway pasó en Finca Vigía casi la mitad de sus años útiles como escritor y fue donde escribió sus obras mayores: concluyó Por quién doblan las campanas y escribió A través del río y entre los árboles, El viejo y el mar, París era una fiesta e Islas en el Golfo, además de muchos artículos de prensa. Residiendo aquí le fue entregado el Premio Nobel de Literatura en 1954, que él dedicó y entregó al pueblo cubano.

Pocas semanas después de la muerte de Hemingway, su viuda, Mary Welsh, dispuso, cumpliendo el último deseo de su esposo, el traspaso para el gobierno cubano de Finca Vigía y los objetos personales del escritor. En agosto de 1961 retorna a Finca Vigía y en el encuentro que sostiene con el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, dona la propiedad para el disfrute cultural del pueblo cubano.

Premio de Restauración

La Casa Museo Ernest Hemingway recibió el Premio Nacional de Restauración en el año 2007, con el siguiente criterio:

Por lograr un resultado de alta calidad en la intervención de restauración de un destacado exponente arquitectónico, ejecutado a partir de una investigación científico-técnica, y que forma parte de un programa integral de rescate de un conjunto de gran significado histórico y cultural para la comunidad, en el que se establecen estrechas relaciones de sus componentes con el entorno en el cual se encuentra insertado.




Apreciación de la danza: una mirada

Por Yilian Carus

 

Noverre escribe con veracidad mojando su pluma en sustancia tan ácida que todavía hoy quema. Sus  preceptos conservan plena validez, tanto para el coreógrafo de ballet como para el de danza moderna. Siempre que se le echa a un lado, el ballet sufre por ello.

                                Arnold L. Haskell

 

La danza es creación del hombre desde su propia aparición en la tierra. En cada momento trascendental de la vida danzamos, ya sea por necesidad genética de movernos a un ritmo, por el disfrute de bailar al compás de la música de moda o como tributo a los dioses en los rituales religiosos. No por gusto nuestra Alicia Alonso expresó: «La danza nació con el ritmo y el ritmo en el hombre, con el primer latido del corazón». Por ello danzar es un tributo a la existencia misma.

Es en el siglo XVII que la profesión de maestro de danza se convierte en un cargo en las cortes europeas, pero no fue un hecho aislado la creación de academias patrocinadas por el poder real, también hubo de arquitectura, pintura, escultura, música. La subida de la danza a un escenario creó características especiales en la Danza Académica, como fueron el gusto por la elevación, la concentración en el virtuosismo, la creación de una línea plástica del cuerpo humano elegante y refinado, piernas en perfil, posiciones abiertas que llevó a las cinco posiciones con las que se relacionan todos los movimientos de la Danza Académica .Todo esto trajo consigo el desarrollo de la musculatura y trabajo de piernas. El plié facilitó el impulso de subida y el desarrollo del salto; el empeine dio elegancia a la línea de las piernas; la abertura de las piernas permitió la visibilidad de los miembros inferiores.

Los ejercicios en la barra permitieron el desarrollo de las piernas; los ejercicios en el centro ayudaron al balance, equilibrio y control del cuerpo con la culminación en el adagio, mientras que el allegro se enfatiza en los saltos. Esto adquirió una nomenclatura y los movimientos tomaron términos franceses. También surge la coreografía, reforzada por la música, el libreto, escenografía y el vestuario; es decir, todo al servicio de la danza.

El término ballet comenzó a definir una unidad coreográfica. Estos ballet fueron aparentemente narrativos, resultado de un encadenamiento de pasos. En el estilo romántico encuentra la Danza Académica, constituida ya con la denominación de Ballet Clásico, una gran afinidad, aparece la danza en puntas. La danza empieza a negar el suelo, sus figuras son aladas como muestra de una ideología que huye de la realidad. Es aquí donde el bailarín constituye el ayudante de la bailarina principal. Este estilo académico se caracteriza en este siglo XIX por elegancia etérea, sentimentalismo emocional, y virtuosismo técnico.

Ya en el siglo XX, con el desarrollo del capitalismo, comenzaron a hacerse eco las vanguardias artísticas, se crea un gusto por todo lo que sea anticlásico y antiacadémico. La danza, aunque un poco más tarde que las otras artes, sigue el mismo proceso de rebeldía: se niegan las puntas, el tutú, entre otros aspectos. Aquí va a tener, entre sus temáticas, los conflictos sociales; al tiempo que sus técnicas utilizan nuevos matices, como la contracción en el torso. Por primera vez se desarrolla el estudio de una teoría de la danza, basada en principios de movimientos determinados por la energía física del cuerpo. En esta época la coreografía adquiere gran importancia, se empieza a reconocer al creador coreográfico. Los elementos danzarios, plásticos, dramáticos y musicales, se ponen al servicio de la acción que ejerce el coreógrafo. Entonces aquí la danza folclórica empieza a rescatarse y valorarse como un tesoro cultural de cada país y del mundo.

Con las Cartas sobre Danza y Ballet, escritas por Jean-Georges Noverre tendremos la oportunidad de introducirnos en un fragmento de la historia, en particular de la danza, guiados por los conocimientos de uno de sus hacedores. En ella descubriremos cuánta vigencia encierra tan exquisita sabiduría y sabremos aprovechar todo ese conocimiento para nuestro desempeño profesional.

Avancemos ahora por el mundo de la danza en el siglo XVIII, sintiéndonos parte de las disputas de personajes reales de la época. Noverre, poniendo de testigo sus cartas, nos lanza a reflexionar y responder todo aquello que no quieren revelar los hombres de su época, acerca del mundo de la danza, de ese París del siglo XVIII: unos defendiendo tradiciones y otros sus puestos de trabajo. Noverre pretende revolucionar la escena de la danza, convirtiéndola en medio de expresión. Para él es un arte en el cual los bailarines expresarán sentimientos y emociones. Fue capaz de captar la utilización de una buena técnica, como paso previo para la expresión artística.

Acerquémonos a una de sus 15 cartas, particularmente la X.

Carta X

«He dicho, señor, que había exceso de composición en la danza, y que el movimiento simétrico de los brazos era demasiado uniforme para que los cuadros tuviesen variedad, expresión y naturalidad; por lo tanto, si deseamos que nuestro arte se acerque a la verdad sería necesario prestar menos atención a las piernas y más a los brazos; abandonar las cabriolas en beneficio del interés de los gestos; realizar menos pasos difíciles y darle mayor importancia al juego de la fisonomía; no poner tanta fuerza en la ejecución, sino infundirle más espíritu; apartarse con gracia de las estrechas reglamentaciones de la Escuela para seguir las impresiones de la naturaleza y dotar a la danza del alma y de la acción que debe tener para interesar.

»En materia de danza, la acción es el arte de transmitir nuestros sentimientos y nuestras pasiones al alma de los espectadores, por medio de la expresión verdadera de nuestros movimientos, de nuestros gestos y de la fisonomía. La acción no es otra cosa que la pantomima.

»Las pasiones son los resortes que hacen funcionar la máquina; sean cuales fueren los movimientos resultantes, no pueden dejar de ser verdaderos. Según esto, debe deducirse que los preceptos estériles de la Escuela deben desaparecer de la danza en acción para abrir paso a la naturaleza.

»No es posible despertar interés al recitar hermosos versos maquinalmente y dando sencillamente hermosos pasos; es necesario que el alma, la fisonomía, el gesto y las actitudes hablen todos a la vez y con tanta energía como verdad.

»Estudiemos pues, señor, dejemos de parecernos a los títeres cuyos movimientos dirigidos por hilos groseros no divierten y no crean la ilusión más que al pueblo. Si nuestra alma determina el juego y la acción de nuestra actividad, desde ese momento, los pies, las piernas, el cuerpo, la fisonomía y los ojos se moverán en sentido justo y el efecto que resulte de esta armonía y de esta inteligencia, interesará por igual al corazón y al espíritu».

Podemos observar el pedido de Noverre por un ballet en el cual prime el espíritu. Hace un aparte para las academias, que no deben olvidar la técnica, pero deben hacer hincapié especial en la pasión. Él aporta una especial importancia a la manera de transmitir esas pasiones a los espectadores, por medio de los movimientos, y los gestos. Compara cada paso de ballet frío, con un poema recitado maquinalmente, planteando que de esta forma el bailarín no despierta las pasiones ni el interés; no se hace creíble la acción dramática, y parecerían títeres que no transmiten nada. Pide Noverre que todas las partes del cuerpo, incluyendo los ojos, aporten a lo que se quiere expresar. Consideramos que las palabras claves en esta carta son: espíritu, acción, corazón, armonía, inteligencia, y alma.

Debemos destacar que en esta carta se describe la pantomima como un aspecto al cual debemos prestarle singular atención, por ser quien mejor describe las pasiones. El medio de acción no es el ademán convencional, sino aquel que dicta el corazón generador de pasiones. Exige Noverre que el cuerpo del ballet dejara de permanecer en alineación simétrica, sino que participara en la acción.

A más de dos siglos de haberse escrito las cartas, no nos dejamos de asombrar al ver la vigencia que tienen.

Por eso es que con la llegada del siglo XX el coreógrafo adquirió verdadera relevancia, antes estaba fundido con el bailarín; ahora se convierte en el máximo responsable de la obra coreográfica, pero esto debe estar unido a un talento y una técnica. Para poder asimilar los valores y principios de cada expresión artística, debe ser un conocedor de los principios de la danza folklórica, el teatro, la música, y las artes plásticas, por lo que todas estas artes le aportan a la danza. Solo de esta forma logrará precisión en el lenguaje coreográfico y solidez estructural.

Con relación a las obras contemporáneas, Louis Horst en su libro, Las formas modernas de la danza, ha expresado que una coreografía no debe descansar jamás en el virtuosismo técnico. Según él «… la técnica es simplemente medio, jamás fin». Ésta idea, muchas veces olvidada, es de gran importancia, por el ahínco con que se tienen que conseguir los logros técnicos y la fijación que deja en el bailarín.

Por eso, se considera que en la etapa de formación del bailarín joven es donde hay que clarificar estos aspectos y ahí juega un papel importante el maître.

Cuando Noverre en su Carta X pide: «…que nuestro arte se acerque a la verdad», observa cómo los aspectos mecánicos del movimiento a través de posiciones fijas, y el impulso emocional, se paraliza en cierto modo. Ahora, las nuevas tendencias de la danza en el siglo XX, piden una más justa valoración de los factores emocionales, y mayor disciplina de emoción–movimiento.

Esto no quiere decir que el disfrute pleno de una obra del siglo XIX lo hayamos perdido, todo lo contrario, ese virtuosismo lo disfrutamos en los más famosos Pas de deux, que muestran un estilo imperecedero; valorando, como decíamos anteriormente, que la técnica sea el modo para lograr un fin: el de transmitir emociones, acción, satisfacción.

En su libro ¿Qué es el Ballet?, Arnold L. Haskell hace una valoración refiriéndose al bailarín como artista, mostrando que el bailarín es el producto de años de dedicación para que los espectadores vean el producto final, que es exactamente lo que expone después de años de clases: sus dotes técnicas y artísticas. El autor muestra una diferencia entre mecanicismo y técnica, planteando que: «…la verdadera técnica siempre va encaminada a un fin, a la expresión de una emoción por sí misma».  Haskell teme que a veces, al conocer cada paso, el bailarín se pierda en ellos y no disfrutemos de «la poesía que encierra el conjunto». Aquí vemos bien marcada la presencia de Noverre.

En otro momento de su obra, este seguidor de Noverre destaca que calificar a un ejecutante de “bailarín técnico”, es ya condenarlo, puesto que «la esencia de todo arte consiste en ocultar su técnica».

Podemos observar en este planteamiento la importancia que se le atribuye al binomio técnica–pasión, el gran sueño de Noverre: bailarines con aptitudes dramáticas de alta calidad.

Refiriéndose al manejo escénico de los bailarines en Cuba, Haskell decía: «… exaltados por el calor del sol cubano magníficamente sensuales, mostraban perfecto equilibrio, gran velocidad y soberbia elevación, sus movimientos parecían acariciar la música». Aquí vuelve Noverre a tocarnos a la puerta con un ballet técnico, virtuoso, sensual, lleno de acción; pero todo en perfecto equilibrio.

En su libro, Alicia más allá de la técnica, María del Carmen Hechavarria resume lo inseparable de los términos: técnica, expresión, naturalidad, desde la voz de Alicia Alonso: «… es que bailar bien técnicamente, hacerlo todo limpio, es lo más difícil. Pero más difícil aún es que ese baile limpio y honesto parezca natural, porque si no se logra eso, no es arte».

Refiriéndonos a los aspectos técnico-artísticos y coreográficos podemos decir, además, que la clase de ballet ejerce una influencia comprometedora y así lo ve también Alicia Alonso, quien expreso en sus palabras por el aniversario XXV del Ballet Nacional de Cuba:

…en el aspecto técnico considero de gran importancia la honestidad del bailarín, se hace espontáneo a los ojos del público lo que requirió antes un gran trabajo físico, intelectual. Si uno logra eso, ha logrado una obra artística. Cada movimiento debe tener una justificación dramática, psicológica, estética y debe aparecer como algo necesario en relación con el conjunto de otros movimientos que forman esa danza en su totalidad.

Refiriéndose a la clase de ballet en Cuba, Haskell reconoce la labor del excelente maestro Fernando Alonso, representante de la escuela clásica pura: «…con sus grandes movimientos prolongados hasta el infinito, su ritmo y música, su disciplina perfecta y su júbilo». Describe así una clase del maestro:

… estás bailarinas sonríen mientras dan sus clases y convierten el más académico de los ejercicios en algo rebosante de expresión. Y Fernando, que parece tener cien ojos que miran en todas las direcciones, puede convertir una clase para veinte bailarinas, en veinte clases particulares, revelando con un suave empujoncito o una caricatura grotesca, el momento en que un movimiento no ha logrado su completa pureza.

Aquí, podemos decir que se resume una auténtica clase de ballet en el disfrute de cada paso, momento donde corregir a cada estudiante, velar por el grupo donde cada ejecutante, con sus valores y defectos, pueda lograr el propósito final: un bailarín pleno, lleno de virtuosismo técnico y artístico.

En la clase de ballet de la Escuela Cubana, desde el punto de vista técnico, se trabaja con especial atención la línea del arabesque, la posición del cuerpo, de las piernas y brazos, se trabaja por lograr la rapidez de los pies en un batido, en un entrechat, el respeto a las posiciones; cuando se hace una posición se tiene que ver clara, cuando se trabaja en parejas de hombre y mujer se le atribuye importancia a los dos (ella le baila a él, y él le baila a ella). No se debe trabajar con la cabeza rígida, la cabeza debe decir lo que trata de hacer su movimiento. Se hace especial énfasis, no solo en cómo se aprenden los pasos, cómo desarrollar los músculos; se trabaja, además, en cómo se desarrollan los estilos al bailar.

Ante todo, el mundo, el Ballet Nacional de Cuba ha roto esquemas y es fiel exponente de nuestra identidad nacional. Los mismos pasos que hacen otros bailarines, compañías y escuelas, nosotros los combinamos coreográficamente y musicalmente. Hemos incluido nuevos gestos en la interpretación de personajes.

En su libro, Diálogo con la danza, Alicia Alonso explica a los jóvenes bailarines que la técnica es el medio para lograr un fin. Si esto se entiende intelectual y corporalmente se está en camino de convertirse en un gran bailarín. El dominio de los movimientos mecánico-técnicos es esencial, los pasos técnicos son las palabras, el medio de expresión. Pero que, si no se convierte en una respuesta emotiva a la que podemos llamar sentimiento, estado de ánimo, expresión estética o simple emotividad humana, no hacemos arte. Eso lamentablemente, ocurre con cierta frecuencia y es un factor que daña el arte del ballet, lo empobrece.

Podemos plantear que, en la carta objeto de estudio, Noverre hace énfasis en la utilización de una buena técnica, que es el paso anterior para lograr una expresión artística genuina, donde primen las pasiones y emociones. Quiere bailarines que no sean mecánicos, que piensen cada paso, cada movimiento. Vemos cómo Las cartas sobre danza y ballet, después de más de dos siglos, mantienen extraordinaria vigencia y deben servir de lectura obligada a maestros y alumnos.

Los cubanos celebramos el nacimiento de Noverre desde 1994, al unirse los esfuerzos del Consejo Nacional de las Artes Escénicas, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y el entonces Centro de Desarrollo de las Artes Escénicas, fundado por el maestro Ramiro Guerra. Estas instituciones iniciaron una jornada que contempló las diversas formas de hacer danza. Desde 1998, el 29 de abril, se entrega en nuestro país el Premio Nacional de Danza, en honor al hombre que supo aportarle al fascinante mundo de la danza sus verdades en tiempos de censura.  




Ayer y hoy: protagonismo de la música en el cine cubano (I)

Autor: Jorge Calderón

Ante todo y fundamentalmente, arte de las imágenes en movimiento, el cine nació sin sonido, sin voz, sin música. No obstante, hay que reconocerlo, hubo importantes filmes, devenidos clásicos, en la etapa silente; empero, en aquellos tiempos en que se subtitulaban los fotogramas con los diálogos de los intérpretes, virtuosos del piano animaban la sucesión de imágenes mudas. Quiere esto decir que, desde el principio –intuición genial– se comprendió que la música vendría a potenciar, más temprano que tarde, cual importantísimo elemento de su estructura, el discurso fílmico.

El 15 de enero de 1897, dos años después de su invención, Gabriel Veyre, representante de los hermanos Lumiére (Auguste y Louis), introdujo el cinematógrafo en nuestro país. Desde entonces, y hasta 1930, sería el período del cine silente en Cuba. Por aquellos años, concretamente entre 1913 y 1927, desde las serenatas y fiestas íntimas, la trova tradicional saltó a los escenarios de algunos cines de La Habana. En ellos, en calidad de intérpretes o compositores, sus principales figuras –Ramoncito García, Angelita Bequé, María Teresa Vera, Rafael Zequeira, Manuel Corona y otros– deleitaron al público con sus boleros, claves, criollas, bambucos y sones. El cine Esmeralda, situado en Monte y Carmen, llegó a ser considerado, entonces, como «La meca de la trova cubana».

María Teresa Vera (1895-1965), La embajadora de la canción de antaño, confesó en una ocasión:

Ya yo era bastante conocida la noche en que en el cine Esmeralda se acercó un caballero y dejó en mi mano su tarjeta personal. Ni siquiera me tomé el trabajo de indagar de quién se trataba. Días después, recibí una nota que decía: ¿Por qué no atendió la invitación que consigna la tarjeta? Eran las palabras de la Víctor (RCA), quería que yo grabara discos para ella. Así surgí a la vida de las estrías fonográficas con la composición «Gela», de Rosendo Ruiz.

Ernesto Lecuona (1896-1963), cuya música –»Siboney», «Siempre en mi corazón», «La comparsa», «La malagueña», «Andalucía»  y tantas otras composiciones–, es reconocida universalmente, cuando apenas era un niño, empezó a trabajar, como pianista acompañante de los filmes silentes de la época, en el cine Fedora, en Belascoaín y San Miguel. Allí ganaría sus primeros honorarios. Más tarde tocaría, asimismo, en los cines Parisién, Norma y Turín. Entretanto, o tal vez un poco después, Gonzalo Roig (1890-1970) e Ignacio Villa (Bola de Nieve, 1911-1971), durante los años del cine mudo, también tocarían el piano, amenizando las películas, en los cines de La Habana.

Si bien Maracas y bongó (1932), de Max Tosquella, cuya acción tiene lugar en el ambiente popular de un solar, fue el primer corto musical cubano, cuatro años después Ernesto Caparrós (1907-1992) dirigió Como el arrullo de palmas. Obsérvese que el título corresponde a una ya popular composición de Lecuona. Habrá otras en aquel corto, el cual, además, contó con la participación de la orquesta Ensueño. La última melodía (1938), de Jaime Salvador, también llevó música de Lecuona. A fines de aquella década e interpretándose a sí mismo, el maestro, ya con un nombre, aparecerá en Cancionero cubano –otro filme de Jaime Salvador– , junto a Zoraida Marrero, Aurora Lincheta y José Sánchez Arcilla. La cinta fue estrenada el 7 de agosto de 1939, cumpleaños del compositor, en el cine Payret.

«Siboney» (Si no vienes /me moriré de amor…), en el repertorio de muchísimos artistas, entre ellos, Plácido Domingo, es una de las composiciones de Ernesto Lecuona más difundidas en el mundo. Juan Orol (1897-1988) rodó su primera película en Cuba, en 1939, y la denominó así. Con música del maestro y, además, de Eduardo Sánchez de Fuentes, Humberto Rodríguez Silva y Rodrigo Prats, ésta marcaría el debut en el cine de la rumbera por antonomasia: María Antonieta Pons (1922-2004). Junto a ella, en el reparto, la soprano Luisa María Morales y la actriz-bailarina Chela Castro. En 1940, Max Tosquella y Sergio Miró –quien terminaría el rodaje– dirigieron La canción del regreso, una película con música de Ernesto Lecuona y Emilio Grenet.

En los años cuarenta, Ernesto Lecuona está plenamente respaldado por su prestigio autoral. Tanto fue así, que sus composiciones vendrían a enriquecer también las bandas sonoras del cine hecho en otras latitudes. Hollywood, por ejemplo, se adueñó de «Siempre en mi corazón» (Always in my heart) e hizo la película de igual título que, en 1942, protagonizara Kay Francis. Por otra parte, a fines de aquel decenio, se llevó a la pantalla su conocida zarzuela «María La O». Con fotografía de Gabriel Figueroa y dirigida por Adolfo Fernández Bustamante, sería ésta una coproducción cubano-mexicana que se iluminó con la voz y presencia de nuestra Rita Montaner (La única, 1900-1958).

(Continuará)

NOTA:

Jorge Calderón es escritor, investigador, periodista, profesor de la Facultad de las Artes de los Medios de Comunicación Audiovisual (Famca), y especialista del Centro Provincial de Cine de La Habana.




Gracias a mi maestra María Verdecia he podido brillar

Por: Maya Quiroga

 

Lía García Oliva es una joven alumna de violín que inició sus estudios de ese instrumento de cuerdas frotadas a los nueve años en la Escuela Elemental de Música Paulita Concepción. Actualmente perfecciona sus estudios en el Escuela Profesional de Arte Amadeo Roldán e integra la Orquesta de Cámara de ese prestigioso Conservatorio.

La joven de 16 años cursa en estos momentos el primer año de nivel medio de violín. Además, se prepara en la especialidad de Estudios Teóricos de la Música. Ha recibido clases magistrales de excelentes músicos, entre los que destacan: Tai Murray (Estados Unidos), Alexander Gilman (Alemania), Raquel Castro (España), entre otros.

Lía tiene mucho que agradecerle a su maestra María Verdecia, quien la motivó a participar en diversos encuentros, presentaciones y festivales. Precisamente a ella va la dedicatoria del segundo lugar que acaba de obtener en la categoría de 14 a 16 años durante la edición de primavera del concurso online  King’s Peak International Competition.

Afortunadamente, para la única aspirante cubana la inscripción fue totalmente gratis. La futura violinista concursó con un video de menos de seis minutos de duración, enviado al certamen online. Defendió una pieza que se inscribe dentro de la tendencia musical conocida como impresionismo: “Para mí este premio significa muchísimo porque es el resultado del gran esfuerzo hecho por mi profesora María, quien me preparó para el pase de nivel en noveno grado con la obra Nocturne, de la compositora francesa Lili Boulanger. Ella me inculcó todo lo que sé desde que empecé en sexto grado hasta la actualidad. Gracias a ella pude brillar en el concurso”, confiesa.

También agradeció a su actual maestro: “Es importante resaltar que solo llevo dos meses estudiando en el nivel medio con mi actual profesor William Roblejo. Con él pretendo seguir ganando y poniendo a Cuba en el lugar donde le toca estar. Soy muy esforzada y estoy enfocada en el único objetivo de estudiar y superarme”.

Para Lía constituye un orgullo que en el jurado del concurso estuviera presente el prestigioso profesor Boris Kuschnir del Conservatorio de Viena, Austria, quien estudió con Boris Belenky en el Conservatorio Tchaikovsky de Moscú y luego música de cámara con Valentin Berlinsky del Borodin Quartet. Al violinista ruso se debe la fundación del Wiener Schubert Trio en 1984, con el que obtuvo varios premios internacionales.

Según informa la página de Facebook del King’s Peak International Competition, este es un concurso mundial de música clásica en línea que incluye varias categorías para instrumentistas y vocalistas de 5 a 23 años de edad.

El certamen está abierto en las cuatro estaciones del año para niños y jóvenes de todas las nacionalidades. En el concurso cada aspirante se debe inscribir con una pieza de un estilo seleccionado entre el Barroco y la música clásica contemporánea.

Como asegura la página de Facebook, el concurso les ofrece oportunidades a los intérpretes clásicos, no solo de actuar sino también de ir construyendo sus currículos y carreras a través de una competencia mundial.

Con este reciente galardón ya suman 41 los alcanzados por el Centro Nacional de Escuelas de Arte, desde que en el pasado mes de junio de 2020 los estudiantes cubanos comenzaron a participar en concursos online.




Historia del Templete y de la ceiba en la Plaza de Armas

Autor: Ciro Bianchi

La Ceiba del Templete

Se secó la ceiba del Templete.

Por razones que los especialistas terminarán por explicar, el árbol al que se le formulaba un deseo mientras se daban tres vueltas a su alrededor, y que fue sembrado en 1959, ya no está y será sustituido por otro.

Bajo una planta de la misma especie se celebró, el 16 de noviembre de 1519, según la tradición, la primera misa y el primer cabildo cuando, en esa fecha, La Habana se asentó en el lugar que ocupa desde entonces.

La ceiba original que en el lado noroeste de lo que sería la Plaza de Armas vio, postrados bajo su sombra, a aquellos valerosos colonizadores y que fue durante décadas testigo único de un hecho histórico y también religioso y poético, debió ser reemplazada oportunamente a lo largo del tiempo.

Cuando en 1754 Francisco Cagigal de la Vega, gobernador general de la Isla, hizo erigir allí una columna conmemorativa, ya la ceiba original no existía.

Entre 1755 y 1757 tres ceibas se sembraron en lugar de la primigenia. De ellas, dos se secaron al poco tiempo y la tercera sobrevivió hasta 1827, cuando la mano del hombre la hizo desaparecer para facilitar la construcción del Templete.

Tres nuevas ceibas se sembraron al año siguiente y de ellas solo arraigó una, que, al parecer, duró hasta 1959.

Dos más se plantaron en 1873 y murieron diez años más tarde.

La columna de Cagigal

La memoria de aquella primera misa y aquel primer cabildo celebrados debajo de la ceiba hubiese tal vez desaparecido de no haberse ocupado Cagigal de la Vega, en 1754, de recoger y perpetuar de manera ostensible la tradición.

«La iniciativa de aquel gobernante estuvo fija en el porvenir», escribe el historiador Emeterio Santovenia. «Gracias a ella pasó a la posteridad una versión que, de otra manera, pudo experimentar transformaciones o extinguirse por obra del tiempo», añade. La ya aludida columna conmemorativa del gobernador Cagigal consta de tres caras, las tres provincias en las que entonces se dividía la colonia, y lucía, en lo alto, una imagen de la virgen del Pilar. Se leían en ella dos inscripciones alusivas. Una escrita en latín. La otra en castellano antiguo.

Decía esta:

Fundóse la villa (hoy ciudad) de La Habana el año de 1515, y al mudarse de su primitivo asiento a la ribera de este puerto el de 1519, es tradición que en este sitio se halló una frondosa ceiba bajo de la cual se celebró la primera misa y cabildo: permaneció hasta el de 1753 que se esterilizó. Y para perpetuar la memoria, gobernando las Españas nuestro católico Monarca el señor Dn. Fernando VI, mandó erigir este padrón el señor Mariscal de Campo Dn. Francisco Cagigal de la Vega, del orden de Santiago, Gobernador y Capitán General de esta Isla, siendo Procurador General Doctor Dn. Manuel Phelipe de Arango. Año de 1754.

La primitiva inscripción latina fue sustituida en 1903, al restaurarse la columna por otra cuyo texto latino es una versión del antiguo.

La hizo el doctor Juan M. Dihigo, a la sazón profesor de latín de la Universidad de La Habana, la única casa de altos estudios que existía entonces en Cuba, dicho sea de paso. Reza:

Detén el paso, caminante; adorna este sitio un árbol, una ceiba frondosa, más bien diré signo memorable de la prudencia y antigua religión de la joven ciudad (…). Fue tenida por primera vez la reunión de los prudentes concejales hace ya más de dos siglos: era conservado por una tradición perpetua; sin embargo cedió al tiempo. Mira, pues, y no perezca en lo porvenir la fe habanera. Verás una imagen hecha hoy en la piedra, es decir, el último de noviembre de 1754.

En el primer frente del triángulo de la columna, que mira al naciente, hay un relieve del tronco de la que se supone sea la primera ceiba. Luce con las ramas cortadas, como si careciera de follaje, como si estuviera seca.

Con el tiempo, la columna fue desgastándose. Se deterioró lamentablemente ese sencillo monumento que casi permanecía oculto por las casillas y timbiriches de los vendedores de todo tipo de artículos que en su cercanía se instalaban.

Construcción del Templete

Eso impulsó a don Francisco Dionisio Vives y Planes, Conde de Cuba, gobernador y capitán general de la Isla, a restaurar la columna y a levantar además otro monumento mayor.

Fue criterio suyo y del ayuntamiento habanero realizar una obra durable, que fuera no solo digna de los hechos que querían perpetuarse, sino también de la importancia que iba adquiriendo la ciudad.

En sesión de 15 de junio de 1827, el alcalde-presidente del ayuntamiento apuntó la necesidad de atender a la conservación de la columna de Cagigal y el cuerpo municipal, consciente del deber en que se hallaba respecto a aquel punto, acordó restaurarla y despejar sus alrededores de casillas y timbiriches que desdoraban el paraje. Tomó cuerpo entonces la idea de un monumento de mayores dimensiones, y en el propio año de 1827 se puso manos a la obra que desde entonces recibió el nombre de Templete.

Vives ordenó a Antonio María de la Torre y Cárdenas, su secretario político, que se ocupase de todo lo concerniente a los planos y trabajos necesarios, en lo que contó con la colaboración de José Rodríguez Cabrera, regidor del ayuntamiento.

Debió primar mucho interés en concluir las obras, pues a la vuelta de pocos meses quedó listo el edificio, en tanto que la columna era colocada sobre cuatro gradas circulares de piedra y se sustituía la imagen de la virgen del Pilar que la remataba por otra dorada a fuego, de una vara de alto.

Con motivo de la construcción del Templete, el obispo Juan José Díaz de Espada hizo erigir a sus expensas, muy cerca del edificio, un busto en mármol, con su pedestal, del almirante Cristóbal Colón, una obra de autor desconocido y pobre ejecución que aún se conserva.

Dentro del recinto cerrado por las verjas que circundan el Templete quedaron incluidos ese busto, la ceiba y la columna de Cagigal.

Descripción del Templete

El Templete es el más pequeño y menos vistoso de los edificios que rodean la Plaza de Armas.

Es, sin embargo, la primera obra civil de carácter notoriamente neoclásico con que contó La Habana.

Se alza frente al Palacio de los Capitanes Generales —actual Museo de la Ciudad— y a la izquierda del Palacio de los Condes de Santovenia, donde funciona el hotel Santa Isabel.

Mide 12 varas de frente y ocho y media varas por los dos costados, en tanto que su altura es de 11 varas (una vara equivale a 0.84 metros aproximadamente).

Es de estilo griego y está compuesto de un arquitrabe de seis columnas de capiteles dóricos y zócalos áticos, y cuatro pilastras más en los costados con otros adornos.

Una lápida da cuenta de su inauguración. Dice:

Reinando el señor don Fernando VII, siendo presidente y gobernador don Francisco Dionisio Vives, la fidelísima Habana, religiosa y pacífica, erigió este sencillo monumento decorando el sitio donde el año de 1519 se celebró la primera misa y cabildo. El obispo don Juan José Díaz de Espada solemnizó el mismo augusto sacrificio el día diez y nueve de marzo de mil ochocientos veinte y ocho.

El Templete, que cumple este mes 188 años de edificado, es uno de los monumentos más visitados por cubanos y extranjeros.

Parece que así ha sido siempre.

El escritor gallego Jacinto Salas y Quiroga decía en 1840, en su libro de viajes, que se trataba de «uno de los monumentos que más desea el viajero visitar en La Habana por poco que ame los recuerdos históricos».

A partir de ahí se explaya en la descripción del edificio y los cuadros de carácter histórico que atesora. Expresa:

Preciso era descender a tantos detalles porque es este el único monumento que recuerde antiguos hechos, en la opulenta ciudad de La Habana.

Invadida, hasta cierto punto, por el tráfico y comercio, inestable todavía en la forma de administración, insegura en su riqueza y poderío, es difícil que se ocupe en otra especie de obras que aquellas que le prometen un porvenir feliz. Así que el viajero aquí, más que ruinas, debe buscar gérmenes.

Pinturas en el interior del Templete

Salas y Quiroga alude a los lienzos de Juan Bautista Vermay, pintor francés avecindado en La Habana, donde murió a causa de la fiebre amarilla, luego de haber fundado la Academia de Pintura de San Alejandro.

Son obras, sobre todo, de valor histórico que todavía se aprecian en el Templete.

Dos de ellas evocan, con imaginación, la celebración de la primera misa y el primer cabildo; la otra recrea la ceremonia inaugural del monumento aquel, el 19 de marzo de 1828.

Una ceremonia que la crónica describe como solemne y pomposa.

Inauguración del Templete

Consistió en la misa que ofició Espada con la asistencia del capitán general y las principales autoridades militares, civiles y eclesiásticas, así como los vecinos más notables de la villa, pues el ayuntamiento se encargó de invitar a todas las corporaciones y personas distinguidas.

Ante los asistentes, Espada pronunció un discurso que el historiador Pezuela calificó de erudito.

Álvaro de la Iglesia, el célebre autor de las Tradiciones cubanas, al referirse a esa obra, dice en su libro, Cosas de antaño, que en la apertura del Templete, Vermay logró tal exactitud en la pintura de personas y trajes que es «un verdadero y valioso testimonio histórico».

Pobres y ricos celebraron por igual la inauguración del Templete

Hubo una ascensión aerostática, la primera que ocurría en Cuba desde 1796 y que reportó al aeronauta, que había llegado desde New Orleans, la nada despreciable suma de 15 000 pesos. Hubo, además, funciones teatrales, recepciones y saraos en los palacios y bailes públicos y privados en los que se derrochó una fortuna.

Dice Álvaro de la Iglesia que «en flores, joyas, banquetes, ostentación y alegría el dinero corrió como un río desbordado y La Habana pareció presa de la locura durante dichas fiestas».

Hubo, por no dejar de haber, baile en uno de los navíos de la escuadra surta en puerto. Una fiesta para todos los gustos, dice De la Iglesia, ya que Vives «prestó gran atención a tres bases infalibles de la política colonial: baile, baraja y botella. Pueblo que se divierte, no conspira…».

El propio Vives lo consigna explícitamente en su informe a Madrid; las fiestas habían tenido un carácter y una orientación abiertamente políticos, encaminados a distraer al pueblo de las luchas emancipadoras que se libraban en el continente y a exaltar la paz, la seguridad y la prosperidad que disfrutaban «los fieles cubanos bajo el imperio de las leyes y del suave y paternal gobierno de Su Majestad».

NOTA EDITORIAL:

El artículo original de Ciro Bianchi «El Templete», fue publicado el 5 de marzo del 2016, en el periódico Juventud Rebelde.

 




Anuncian un puente virtual porque Mi Habana es Música

Autor: Agencia Cubana de Noticias

Mi Habana es Música es el eslogan de la X Edición del Festival Internacional Un Puente hacia La Habana. El atractivo evento tendrá lugar entre el 29 de abril y el 1 de mayo próximo.
   
El Festival fue creado y dirigido por Jorge Luis Robaina, líder del grupo Karamba. Está auspiciado por la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales, Egrem, y tendrá en las redes sociales su principal escenario.
   
Las condiciones impuestas por la pandemia de la Covid-19 no serán obstáculo para exponer una amplia variedad de miradas. Ellas incluirán conciertos, debates teóricos, disfrute de materiales de archivo, entrevistas, un concurso de fotografía y mucho más, dijo Robaina en exclusiva a la ACN.
   
Entre los temas que serán analizados por los asistentes a la cita se encuentran los desafíos derivados de la imposibilidad de realizar conciertos y espectáculos masivos en medio de tanta incertidumbre mundial, agregó el músico.
   
Además, músicos cubanos, periodistas, musicólogos y figuras internacionales que han participado en ediciones anteriores del encuentro reflexionarán en torno a «Revolución en la industria de la música: cómo visibilizarse y generar ingresos en la nueva era digital».
   
Otro de los platos fuertes del Festival será la publicación del segundo volumen del CD Un puente hacia La Habana, donde intervienen artistas como el dúo Andy y Lucas, Carlos Torres, Buena Fe, Waldo Mendoza, David Blanco, Perrozompopo, Kiko y Shara, entre otros.
   
El Festival Un Puente hacia La Habana pretende unir a profesionales del medio musical y crear alianzas en un ambiente único para valorar los beneficios y retos que impone la industria musical en el contexto actual.
   
Suspendido el año pasado al inicio de la presencia del nuevo coronavirus en el país, el certamen tenía prevista la participación por primera vez en Cuba del destacado cantautor español Alex Ubago, con presentaciones en varias provincias.
   
Sigue siendo itinerante, inclusivo y masivo, solo que esta vez los tres aspectos serán a través de las diferentes plataformas que tanta ayuda le han brindado a los artistas e instituciones musicales y culturales, destacó el popular creador cubano.