Celebra BNC aniversario 73

Celebra BNC aniversario 73

El Ballet Nacional de Cuba (BNC), Patrimonio Cultural de la Nación y una de las más prestigiosas compañías danzarias en el mundo, celebra su 73 cumpleaños, al tiempo que se prepara para el regreso a los escenarios.

Conmemoramos este aniversario de la compañía con un recuerdo principalmente a sus fundadores, con esa inspiradora tarea que es la continuidad de su legado. Es un aniversario más pero solo nos queda trabajar y trabajar, aseguró Viengsay Valdés, primera bailarina y directora general del BNC.

Las próximas presentaciones de la compañía tendrán lugar los días 4 y 5 de diciembre, en la Sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba, con las obras Danza de amor que se fue y Próspera, ambas funciones subirán a escena en el marco de la Semana de la Cultura Británica en la Isla.

Mientras, del 13 al 19 de diciembre, regresarán a la Avellaneda con un programa variado neoclásico, las piezas Love Fear Loss, Invierno, y el estreno en Cuba de la 7ma. Sinfonía, con coreografía de Owe Scholz y música del alemán Ludwig van Beethoven.

Viengsay mencionó que, a pesar de las difíciles circunstancias por la interrupción debido a la pandemia, han hecho un esfuerzo grandísimo, no solo se trata de un nuevo desafío, al tener a nuestros bailarines en un entrenamiento especializado, para que ellos recuperen su forma física, para que vuelvan a sentir todo lo que necesitan a la hora de bailar.

También nosotros tenemos que elevar esa disciplina, ese profesionalismo de los bailarines y el rigor de los ensayos, enfatizó.

Además, resaltó la necesidad de seguir demostrando que, a pesar de las adversidades, tratan de recuperar el máximo posible para tener siempre un nivel artístico alto.

La directora del Ballet Nacional de Cuba sugirió que se puedan realizar actuaciones en espacios abiertos, una masificación de estas funciones, respetando por supuesto todas las medidas sanitarias.

Subrayó que los bailarines necesitan ese fogueo a la hora de interpretar, no vale con hacer una función o un personaje por dos días. El bailarín, dijo, necesita repeticiones de un mismo número para que pueda lograr ese nivel artístico, esa maestría tan necesaria para mantener un buen nivel, y que además interpretativamente vaya evolucionando.

Todo eso corresponde nada menos que a una generación joven como la que tenemos hoy día, pero en la que hemos estado influyendo y exigiendo muchísimo desde la disciplina, esa entrega en los salones en busca de la perfección, concluyó.

Fuente: Agencia Cubana de Noticias

Actualidad

No me gusta