El ICAIC se suma a festejos

El ICAIC se suma a festejos por Día de la Cultura Nacional

Por: Susana Méndez Muñoz.

El Instituto Cubano del Arte  e Industria Cinematográficos (IcIC) ha diseñado un programa especial fílmico que tendrá como escenario  cines de La Habana, con motivo de celebrarse el venidero 20 de octubre el Día de la Cultura Nacional.

A propósito tuvo lugar una conferencia de prensa en la sede de la casa del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, encabezada por Ramón Samada, presidente del prestigioso instituto.

En un primer momento y con la conducción del periodista y crítico Joel del Río, fueron expuestos por sus realizadores y otros especialistas detalles de las producciones audiovisuales terminadas recientemente, las que tendrán presentaciones especiales  como tributo a los festejos por la primera  ocasión que fuera cantado  el Himno Nacional cubano, compuesto por Perucho Figueredo.

Luciano Castillo, director de la Cinemateca de Cuba, tuvo a su cargo la presentación del esperado filme El Mayor, del cineasta cubano Rigoberto López, (1947-2019), que es la acción central del programa de celebración.

Castillo trazó una breve semblanza de la  notable vida artística de Rigoberto López, y de su película, aseguró: «El Mayor se convirtió en el proyecto de la vida de Rigo; siempre hablaba de El Mayor, con una pasión  desbordante, por mucho que tuviera otros proyectos rondando, ese era su más preciado proyecto, pero era muy costoso».

En cuanto a este elemento, el director de la Cinemateca explicó que Rigoberto «decidió, en aras de la autenticidad», y lo logró, rodar en los escenarios camagüeyanos  propios de los acontecimientos históricos que narra su película; «filmó en la misma llanura de Jimaguayú, donde se llevó a cabo el rescate de Manuel Sanguily», y añadió que la cinta tiene una fuerte carga emotiva y que es de destacar la veracidad y crudeza de las cargas al machete que se recrean en la misma.

Sobre la desaparición física de Rigoberto López, Luciano Castillo afirmó: «Le dio, como se dice,  su último aliento a El Mayor, que ustedes tendrán la posibilidad de verla el propio 20 de octubre, en que se conmemora el Día de la Cultura Nacional».

El guión es de Rigoberto López y el dramaturgo Eugenio Hernández Espinosa, Premio Nacional de Teatro; la producción es del experimentado Santiago Llapur, la fotografía de Ángel Alderete y la música original de José María Vitier.

El elenco de este largometraje, de casi dos horas de duración, está encabezado por Daniel Romero, al que secundan Claudia Tomás, Rafael Lahera, Ulyk Anello, y cuenta con la actuación especial de Aramís Delgado.

La cinta se inspira en la vida del Mayor General Ignacio Agramonte Loynaz (1841-1873), uno de los grandes jefes políticos y militares de la guerra independentista de Cuba; estratega de ejemplar conducta en el seguimiento de los principios, y hombre poseedor de dos pasiones que conformaron su carácter, la lucha por la libertad y un amor sin quiebras; al narrar la épica de El mayor, el film se adentra en peripecias que forjaron la nación cubana.

Seguidamente, Maritza Ceballos, productora del documental Volverán los abrazos, dirigido por Jonal Cosculluela, anunció que será presentado el 15 de octubre a las diez de la mañana en el cine Yara.

Volverán los abrazos tiene como primer valor ser el único audiovisual cubano que filmó al equipo sanitario que recibió al primer grupo de pacientes de COVID-19 del país, en el  momento de su hospitalización; además de esto filmaron en todas las salas de terapia intensiva de La Habana donde se trataban los enfermos contagiados con el SARS-CoV-2.

El filme recoge los testimonios de los médicos, las enfermeras y otros que fueron captados por un equipo de solo cuatro realizadores, desde marzo del 2020 y diciembre de ese año.

«Sobre todo, nos inspiramos en que detrás de esas máscaras y de esos trajes, había seres humano, y ese fue el motivo que nos mantuvo inspirados, a pesar del riesgo, con aquellas personas que detrás de las máscaras hacían un tremendo sacrificio  y sentían un tremendo miedo también», aseguró la productora de Volverán los abrazos.

Por último agregó: «A pesar  del miedo y de toda esa situación con la que lidiamos, yo no lo tengo como un mal recuerdo, porque para nosotros lo importante es redescubrir que esos médicos, esas enfermeras, esas personas que estaban allí tienen un gran humanismo y una gran empatía con pacientes que no conocían, era ejercer su vocación, su oficio, con una dos de sacrificio grande».

Documental Soberanía y el Proyecto Vacunal Cubano

El 22 de octubre, también a las diez de la mañana en el Yara, se exhibirá el documental Soberanía, con guión y dirección de Alejandro Gil. Su asistente de dirección, Tania Ceballos, fue quien asistió al encuentro, pues Gil se encuentra en México, como parte de la delegación  artística cubana que participa en el Festival Internacional Cervantino, y en el que precisamente, se presentó Soberanía.

Tania ofreció una amplia información sobre este documental que se acerca a las circunstancias e ideas valorativas con las cuales se inició el rumbo del Proyecto Vacunal Cubano, haciendo énfasis en el universo humano de sus protagonistas, desde un discurso audiovisual propiciador de lecturas y disfrute estético.

«Alejandro decidió hacer un material esencialmente humano, descubrir a los seres cotidianos que están detrás de esta tarea titánica de desarrollar una vacuna propia y así proveer a la obra de un simbolismo y hacer una búsqueda más artística», explicó Ceballos.

Luego se refirió a los elementos creativos empleados en la cinta para lograr este propósito, como, por ejemplo, sacar a los expertos de sus locaciones de trabajo para las entrevistas, e indagar en sus labores profesionales y, además, en sus vidas privadas.

A la par, destacó como elemento creativo esencial la participación siempre extraordinaria de la compañía Lizt Alfonso Dance Cuba, que creó breves cuadros de danza que se  van incorporando  entre los testimonios.

La popular actriz, Blanca Rosa Blanco, en calidad de realizadora, dijo que su documental Retorno, de 52 minutos de duración, muestra La fiesta de los indianos en la isla de La Palma, en España, jolgorio que empezó a realizarse en el año 1966, del pasado siglo, que tiene lugar una vez al año y recuerda a aquellos españoles, llamados indianos,  que viajaban a Cuba a finales del siglo XVIII y principios del XX, en busca de fortuna, y  al paso del tiempo regresaban a su tierra en muchos casos con hijos nacidos en la mayor de las Antillas,.

Esta es una fiesta impresionante, explicó Blanca Rosa,  en la que se hace un homenaje a Cuba, en la que todo el mundo se viste de blanco, y ondea la bandera de la estrella solitaria; la música que se escucha es también cubana, así como la comida  que se sirve, y participan personas de diversos lugares, todos celebrando la cubanía.

Pero, advirtió la realizadora, la fiesta es un  pretexto para dejar testimonio de lo que fuera la inmigración a Cuba y también un acicate para reflexionar en la inmigración actual.

«Yo me he planteado  que sea la analogía de lo que es la inmigración actual, lo que sucede con los que se van, con los que regresan, el documental es también un mecanismo para ponernos a pensar qué sucede hoy, y es mi homenaje también a eso», declaró la actriz-realizadora.

A continuación comentó que se insertan en el documental entrevistas a personas nacidas en Cuba y que luego regresaron a La Palma con su familia.

Retorno tiene un guión también de Blanco y una producción de Carlos de la Huerta, y se proyectará el 29 de octubre, en el mismo horario y locación que los materiales antes mencionados.

Es un cine producido en tiempos duros

Al final de estas presentaciones, Ramón Samada, presidente del ICAIC expresó «Esta es una tremenda alegría, porque a la vuelta de dos años, podemos decir: no nos paramos, no nos detuvimos, se hizo mucho cine y todavía se está haciendo bastante», y más adelante consideró, «es cine producido en tiempos duros, para hacer lo que sabe hacer el cine: recoger la vida de todos nosotros en dos años».

Mencionó La caja negra, otro documental que se suma a estas acciones de conmemoración el día 27 de octubre; con guión y edición de Liana Domínguez Rivero, es dirigido por Kiki Alvarez, quien juega con la ficción en esta propuesta que, con la excusa de que una joven llamada Elsita, encuentra el diario de su abuela al morir ésta; se narran  las vivencias históricas y emocionales que esta vivió desde el primer día que triunfó la Revolución cubana, hasta los funerales de las víctimas de la explosiones del buque La Coubre, el 5 de marzo de 1960.

En cien minutos, el personaje, interpretado por la actriz Anel Perdomo, descubre informaciones de su pasado que la hacen tomar determinaciones para su futuro, y este híbrido documental-ficción, es también, un homenaje a los mártires de La Coubre, y del terrorismo contra Cuba en general.

«Con La caja negra, Kiki ha alcanzado una obra bella, maravillosa, como todas  las que se han presentado aquí, que serán admiradas por los espectadores», aseguró Samada.

Estas presentaciones especiales contarán  con la asistencia de representantes de la crítica cinematográfica y de la prensa cultural, y cuando los cines  reanuden sus funciones serán estrenadas para el gran público cubano.

Fuente: Cubarte

Cine

No me gusta