Eliminan uso obligatorio del nasobuco

Eliminan uso obligatorio del nasobuco

Cuba se encuentra en una fase en la que hay casos esporádicos de COVID-19

En su intervención en la Mesa Redonda de este lunes, la viceministra de Salud Pública, Dra. Carilda Peña García, se refirió a la situación epidemiológica del país en las últimas semanas.

Durante el año 2022 hemos diagnosticado 138 785 casos, y a partir de febrero comenzó a disminuir el número de enfermos”, subrayó y añadió que durante nueve semanas consecutivas ha disminuido el número de casos en todo el país.

En ese sentido, señaló que en estos momentos Cuba se encuentra en una fase en la que se encuentran casos esporádicos (39 casos por día como promedio), con una evolución más favorable en las dos últimas semanas, y eso habla del control de la pandemia en el territorio nacional.

Este año -informó- provincias como Ciego de Ávila, Matanzas y Sancti Spíritus, han aportado el mayor número de casos, similar a años anteriores, pero en menor cantidad.

La experta aseguró que continúan las pruebas PCR y de antígenos.

“La disminución de casos nos ha puesto hoy en una situación muy favorable (28.5%), y sigue disminuyendo en la última semana el número de casos y la velocidad de la transmisión, y hoy tenemos 19 días sin fallecidos”.

Peña García subrayó que el nivel inmunitario de la población permite hacerle frente a la circulación de las variantes del SARS-CoV2 que hasta este momento se evalúan en el país.

La viceministra se refirió, además, al descenso que hubo en el país en los meses de noviembre y diciembre de 2021, después del pico pandémico de agosto del año pasado.

Un gráfico expuesto por Peña García muestra cómo actualmente en Cuba se reportan casos esporádicos de Covid-19 y que, incluso, hay territorios donde hace tiempo no se registran casos positivos. 

Hizo referencia a la vigilancia en frontera, que aún se mantiene, y que ha permitido diagnosticar algunos casos importados. Asimismo, destacó la atención primaria de salud, lo que posibilita identificar enfermos en la comunidad.

Peña García comentó que se mantiene el trabajo conjunto de trabajadores del Minsap con empleados de las instalaciones turísticas para identificar posibles casos sospechosos con la enfermedad.

Cuba se mantiene en la vanguardia de la vacunación anticovid-19 en el mundo

La Dra. Ileana Morales Suárez, directora de Ciencia e Innovación Tecnológica, comenzó su intervención comentando sobre la situación epidemiológica y los niveles de vacunación a nivel internacional.

En los países de bajos ingresos la cifra de vacunados cada 100 personas no supera el 25%, “así no se puede hablar de una inmunidad a nivel global”, señaló.

La doctora explicó que en esta inequidad inciden varios factores. “Hay países que tienen vacunas, pero no cuentan con el personal para el proceso de vacunación. También hay movimientos antivacunas, países que no tienen recursos para comprarlas y otros que han vacunado muchas veces a la misma persona y a otros ninguna vez”.

Más del 85% de población totalmente vacunada solo la alcanzan 14 países, entre ellos Cuba. Asimismo, con menos del 50% hay 90 países y menos del 10%, 10 naciones, la mayoría del continente africano.

Recordó que Cuba se mantiene muy por encima en la lista de países con mayor cantidad de dosis de vacuna anticovid-19 administradas en el último año. 

Morales Suárez precisó que nuestro país ha administrado más de 300 vacunas por cada 100 personas, datos que la colocan a la vanguardia mundial.

Con respecto a las dosis de refuerzo, dijo que Cuba se encuentra entre los primeros cuatro países del mundo y que la segunda dosis de refuerzo comenzará a administrarse a todas las personas mayores de 50 años, y en la medida que se avance seguirá el resto de las edades. 

Destacó que en la medida que ha aumentado el número de vacunados, ha disminuido la cifra de fallecidos. “No hay críticos, bajamos de 200 los casos activos y de 0.1 la letalidad este mes”. 

Modifican protocolos sanitarios

La ola de ómicron de Cuba fue 10 veces menor a la ola de ómicron en el mundo, señaló el ministro de Salud Pública.

“Cuando se habla del 96.7% de la población vacunable, hablamos de un elemento que hoy nos lleva a un escenario evidente de control de la epidemia”.

Recordó lo acertado de comenzar la intervención sanitaria con los inmunógenos cubanos, aun cuando la autoridad reguladora no había emitido el autorizo de uso de emergencia, pues se tenía evidencia de su seguridad e inmunogenicidad.

“Fue una decisión osada, pero basada en la ciencia”, aseguró y se refirió a la experiencia del país en el desarrollo y producción de vacunas.

Del programa cubano de inmunización que protege contra 13 enfermedades con 11 vacunas, ocho son de producción nacional.

“Las variantes del virus que en ese momento circulaban, beta y delta, nos estaban conduciendo a una situación bien compleja. El poder vacunar a esos tres millones de personas durante los meses de mayo, junio y julio, que fue cuando se obtuvo el autorizo de emergencia, nos llevó a un escenario muy diferente, y los resultados comenzaron a verse en el mes de septiembre, cuando comenzaron a disminuir los casos de la enfermedad considerablemente.

“Resultados que se han mantenido, exceptuando el pico producido este año por ómicron -la variante de mayor transmisibilidad-, pero que, si bien elevó el número de contagios, no ocurrió así con la incidencia de casos graves, críticos o fallecidos”.

De hecho, prosiguió el ministro, hoy no tenemos ningún caso crítico en el país. “Hay quien ha cuestionado, por ejemplo, el número de muestras que hoy se realizan, por ser menor. Las epidemias tienen un hecho que es innegable y no son ocultables, que son los servicios de salud, cuerpos de guardia y terapias intensivas. Es cierto que hay un grupo de personas en el que ha estado circulando la enfermedad, pero con los resultados que buscamos con la inmunización: que fuese una enfermedad respiratoria que no transitara hacia cuadros graves, ese era el sentido y a lo que ha estado llamando el mundo”.

El ministro informó que esos resultados han permitido actualizar el protocolo de enfrentamiento, modificaciones que fueron aprobadas en el grupo temporal de trabajo que preside el primer secretario del Comité Central del Partido y presidente cubano, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el primer ministro Manuel Marrero Cruz.

Portal Miranda explicó que para respaldar estos cambios se está modificando el Decreto No. 31 del Consejo de Ministros, que establece las contravenciones por incumplimiento de las medidas higiénico sanitarias.

“No hablamos de derogación sino de modificación, porque se mantendrán algunas medidas que son fundamentales para la protección de nuestra población”, aclaró.

Comentó que hoy en el grupo temporal se dio indicaciones de actualizar de manera inmediata al cuerpo de inspectores del país sobre los cambios establecidos.

“El propósito de estas modificaciones al protocolo de diagnóstico de casos positivos y en el seguimiento de los pacientes confirmados con la Covid-19 es lograr una mayor oportunidad y efectividad en el tratamiento con el consiguiente ahorro de recursos, para no hacer un uso indiscriminado de estudios asociados al virus, en medio de la difícil situación económica por la que hoy transita el país, con limitaciones financieras y de recursos que impactan también a los servicios de salud.

“Detrás de esa cifra de pruebas que diariamente informaba Durán y luego los partes del Minsap, hay un esfuerzo descomunal del país para garantizar el financiamiento para poder realizar esa cantidad de pruebas”, subrayó Portal Miranda.

Reiteró que el objetivo es buscar cómo ser más eficientes sin dejar de proteger a la población. “Mantener un seguimiento adecuado y trabajar con los grupos vulnerables ante la enfermedad es la prioridad”.

El ministro argumentó que resulta imprescindible continuar revitalizando diversos servicios de salud que han estado detenidos o disminuidos en estos últimos dos años. “Ese financiamiento que hemos estado poniéndole a la Covid-19 necesitamos desacelerarlo sin desproteger a la población y colocarlo también en otras actividades vitales y acciones de salud”.

Se trata de modificaciones que no son exclusivas de Cuba. “Muchos de los países que han experimentado un descenso significativo de los casos de Covid-19, y han desarrollado con éxito campañas de vacunación que han protegido a sus ciudadanos de la Covid-19, han pasado de medidas obligatorias como el uso de nasobuco o mascarilla, a recomendaciones”.

Fuente: Cubadebate

Ciencia     Actualidad

No me gusta