Entregan donativos al Amadeo Roldán

Entregan donativos al Amadeo Roldán

Por: Yenis Fleites.

El músico cubano radicado en los Estados Unidos, Ignacio (Nachito) Herrera, entregó al Conservatorio Amadeo Roldán, de La Habana, un donativo de instrumentos musicales para contribuir al desarrollo de la enseñanza artística en el país donde se formó como músico.

Un nuevo puente de amor  tiende el pianista y compositor cubano, quien vive en EE.UU. desde hace más de 20 años, y visita  Cuba para participar en la edición 37 del Festival Internacional Jazz Plaza 2022.

Además de los instrumentos musicales  al sistema de enseñanza artística,  figuran en los donativos insumos médicos para apoyar el enfrentamiento a la COVID-19 para instituciones de salud.

A alumnos y profesores del Conservatorio Amadeo Roldán entregó clarinetes, flautas y equipos tecnológicos destinados a la enseñanza de la música.

Con especial agrado el notable artista disfrutó de un ensayo de la Jazz Band del Conservatorio, dirigida por Enrique Rodríguez Toledo.

La agrupación juvenil, fundada en el año 2014, ha sido reconocida en importantes certámenes internacionales como el Concurso y Festival Essentially High Scool de Estados Unidos, organizado por la Orquesta de Jazz Lincoln Center y en el año 2019 estuvo nominada a los Grammy Latinos en la categoría Música Tradicional por el álbum Vereda Tropical, del sello discográfico de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales, Egrem.

Nachito Herrera confesó sentirse dichoso de compartir el escenario con la Jazz Band del Conservatorio Amadeo Roldán, el domingo 23 de enero en el Castillo de San Salvador de la Punta de la capital del país.

En el concierto Cuba Vive los jóvenes músicos interpretarán entre otras  piezas  «West Side Latín Jazz«, compuesta por Nachito Herrera y el arreglo que el notable pianista hizo al tema «A Puerto Padre me voy« de Emiliano Salvador.

En la visita al Conservatorio Amadeo Roldán acompañaron a Ignacio Herrera su productora y presidenta de la Compañía Herrera-González, la señora Aurora González, la directora de la Sinfónica de Minessota Marlene Pauley y la presidenta de la Compañía ARTIDEA, de Estados Unidos, Shelly Quiala.

En el encuentro trascendió que al donativo entregado se sumará  un piano y mobiliario para el montaje de una sala de concierto en el Amadeo Roldán.

El nuevo espacio llevará el nombre de Roberto Chorens, para evocar la memoria de quién por años dirigió el Conservatorio y fue una figura indispensable en la formación musical de Nachito Herrera.

Mientras en La Habana continúa la edición 37del Festival Internacional Jazz Plaza 2022, Ignacio, Nachito, Herrera se detiene en la escuela de nivel elemental y medio, Amadeo Roldán, para tender un nuevo puente de amor entre Cuba y Estados Unidos.

Fuente: Cubarte

Enseñanza Artística

 

No me gusta