Escuela Elemental de Música Manuel

Escuela Elemental de Música Manuel Saumell

Historia

El local donde actualmente se encuentra la Escuela Elemental de Música Manuel Saumell (Calle F, No. 660, Vedado, La Habana), fue edificado en 1925.  Sus constructores se inspiraron en las cabañas normandas de la Alemania medieval. Representó un regalo de bodas para la pianista y pedagoga María Jones de Castro, quien fundó en este propio inmueble un conservatorio internacional de música, de carácter privado.

En la institución se impartían en sus inicios clases de piano, contrabajo, violín, flauta, canto, cello y bailes clásicos. Entre los profesores que fundaron el conservatorio se encuentran nombres tan prestigiosos como Gonzalo Roig —autor de ese tema antológico que es «Quiéreme mucho»—, Elisa Espinosa y Modesto Fraga, entre otros destacados músicos de la época.

El edificio, que consta de cuatro plantas, posee aulas que mantienen cierta acústica y algunos de sus locales conservan las originarias maderas de alta calidad. Su directora por más de treinta cursos fue la licenciada María Iglesias López. En la actualidad se desempeña la también licenciada Aidilyn Salcedo Lago.

En la Saumell comienza la formación de los futuros músicos de Cuba, principal encargo que tiene el colegio. Allí llegan los estudiantes con edades que oscilan entre los siete y diez años.

Manuel Saumell

A partir de 1971 la escuela adoptó el nombre del reconocido pianista cubano, Manuel Saumell, compositor, pianista y considerado un genio musical cubano y el padre del nacionalismo musical. Especializado en las contradanzas y en la adaptación de óperas y de canciones de otros artistas. Se destaca en la historia musical cubana no sólo por su labor como creador, sino, además, por su amplia actividad como intérprete, profesor y arreglista.

Nació en La Habana el 19 de abril de 1818, en un hogar de procedencia humilde. Tuvo que estudiar música de manera autodidacta, dando muestras desde muy joven de su gran talento y vocación, pues a los quince años ya andaba enfrascado en la composición musical. Siendo un adulto logró ser discípulo de Juan Federico Edelmann, en el piano, y de Mauricio Pyke, en las asignaturas de armonía, contrapunto, fuga e instrumentación.

Conoció también a Louis Moreau Gottschalk, con quien tuvo trato y mucho admiró. Tocó el piano en varias iglesias habaneras, organizó reuniones musicales, instrumentó, hizo arreglos musicales y ofreció clases a la más joven generación de músicos cubanos de su tiempo.

Llevó Saumell una vida muy agitada. Esto le limitó un poco para componer. Sufrió además muchas privaciones por su condición socioeconómica, por lo que fue un gran trabajador, muy sensible y exigente consigo mismo para alcanzar sus propósitos. Además de componer, se presentó en distintas ocasiones como músico en actividades y ofreció numerosos conciertos.

Desarrollo de la enseñanza en la Escuela Manuel Saumell

En todos los cursos se presentan alumnos de los diferentes municipios de La Habana; pasando por un riguroso proceso de ingreso, en el cual son analizados por los diversos profesores de instrumentos. Un calificado jurado realiza las pruebas y evalúa las condiciones individuales. Una parte del alumnado estudia durante siete cursos distintos instrumentos para carreras largas, como son: piano, violín, viola y cello.

El resto de los estudiantes, de diez años de edad, optan por carreras cortas: flauta, saxofón, trompeta y clarinete, además de guitarra, contrabajo, oboe y percusión. Se incluyen también las asignaturas teóricas, que todos reciben como parte del proceso docente, como son: Solfeo, Apreciación Musical, Coro, Teoría y práctica de conjunto.

A lo largo de la historia de la Saumell se ha podido apreciar un desarrollo de la enseñanza, demostrado en eventos pedagógicos nacionales y extranjeros, concursos nacionales e internacionales, en los cuales los profesores han mostrado el trabajo técnico y pedagógico extendido con sus alumnos.

De esta prestigiosa institución de música han egresado estudiantes que en la actualidad son grandes de la enseñanza artística y de la cultura cubana, ejemplo de ello son: Haydée Milanés, Aldo e Ilmar López-Gavilán, Gonzalo Rubalcaba, X Alfonso, Niurka González Núñez, Emilio Vega, Harold López-Nussa y Leonardo Gell, por solo mencionar algunos de los más conocidos.

Fuente: Ecured

Enseñanza Artística

No me gusta