La Habana: una ciudad para el arte cubano

La Habana: una ciudad para el arte cubano en Bienal

Por: Adalys Pérez Suárez.

Con independencia a las ventajas inherentes que trae consigo la condición de ser sede de un evento, el arte cubano contemporáneo ha tenido tradicionalmente una presencia destacada dentro de las propuestas caribeñas a la Bienal de La Habana, gracias al nivel y al volumen de sus producciones.

En la que dará inicio el 12 de noviembre esta participación se potencia, a partir de la estrategia trazada por los organizadores de una cita que debe sortear los escollos de la actual pandemia de la COVID-19 y mediante la austeridad aspira, además, a ser coherente con el presupuesto de colaborar con la sostenibilidad del planeta.

De ahí que la segunda de las tres etapas o Experiencias en que ha sido desglosado el programa, la denominada La Habana de la Bienal, esté básicamente dedicada a la obra de los creadores nacionales, los cuales están invitados a participar a través de una convocatoria publicada por el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, que auspicia el evento, y el Centro de Desarrollo de las Artes Visuales (CDAV), con el que éste ha trazado una de esas alianzas institucionales, que también caracterizarán la decimocuarta edición.

Lo flexible de dicho llamamiento permitirá le respondan proyectos de diversas naturalezas que, por su evidente calidad, merecen ser incluidos en este segmento que abarcará del 6 de diciembre al 24 de marzo de 2022, período que posibilitará a los espectadores un sosegado disfrute, facilitando así mismo la paulatina incorporación de los artistas, en la medida en que vayan terminando sus obras.

No solo el CDAV, sino también la Asociación Hermanos Saíz en su sede del Pabellón Cuba, el Museo Nacional de Bellas Artes, el Fondo Cubano de Bienes Culturales, la empresa Génesis. Galerías de Arte, la Oficina del Historiador de la Ciudad y, en Santiago de Cuba, la Fundación Caguayo, ya vienen encaminando propuestas que tributarán a esta Experiencia, a los que se sumarán otros espacios institucionales habaneros y del resto del país, así como los que propongan los autores que se sumen a ella.

Sin duda alguna —y ese es otro de los propósitos estratégicos— La Habana de la Bienal contribuirá a la revitalización de una ciudad que ha debido prescindir por más de un año de sus galerías, del inconfundible aroma de los barnices que emanaba de ellas antes de que visitarlas fuera tan solo una ilusión virtual.

A eso están siendo invitados nuestros artistas: a mostrar su talento en un evento que les abre los brazos; a reanimar la capital con tan solo la luz, la forma y el color.

Aquí les dejamos el link de la convocatoria de la XIV Bienal de la Habana:

Bienal de La Habana

Fuente: Cubarte

Artes Plásticas

No me gusta