Regresa Jazz Plaza

Regresa Jazz Plaza

Treinta y seis veces en La Habana y cinco en Santiago, una verdadera fiesta de sonidos ha convocado a miles de cubanos que, orgullosos, comparten con amantes de la música que llegan de todas las latitudes.

Regresa Jazz Plaza de La Habana a Santiago. Su música universal llenará todos los espacios. No hay escapatoria.

Como en los últimos dieciséis años, en el Coloquio Internacional “Leonardo Acosta” habrá lugar para la reflexión, la historia, los debates, los talleres y las conferencias magistrales con los artistas más reconocidos del evento.

Primera Línea será nuevamente un importante espacio reservado para los profesionales de la industria musical, que producen, promueven y abren los mercados a la gran música.

Un hecho trascendente en esta edición, es el apoyo recibido de la UNESCO. A través de su Programa Transcultura, que tiene a Cuba como epicentro para la capacitación en áreas del patrimonio, las industrias culturales y creativas, nos honra con su aval profesional y su indiscutido prestigio.

Artistas cubanos de las artes visuales, con merecido renombre internacional, han sido protagonistas en las últimas ediciones. Nunca estaremos suficientemente agradecidos del inapreciable aporte que han significado las obras de Alberto Lescay, Nelson Domínguez y Roberto Fabelo, que nos permiten blasonar de la imagen singular del evento.

Este año, Eduardo Roca (Choco), Premio Nacional de Artes Plásticas –premiado también en Japón, España, Bulgaria, reconocido por sus talleres en Francia y Estados Unidos– nos ha hecho llegar su obra “Trompeta china”, una impresionante imagen, que muestra, entre otras cosas, su pasión por la música (en particular por el jazz) desde que era un joven estudiante de la ENA.

Bobby Carcassés (el padre de Jazz Plaza) y Chucho Valdés (con su legado como presidente) serán, como siempre, una nítida presencia cuando estén en escena, y cuando no.

El Festival se desarrollará en sus sedes tradicionales, como la Casa de la Cultura de Plaza (exactamente donde nació), el Teatro Karl Marx, las dos salas del Teatro Nacional, el Teatro América, la Fábrica de Arte Cubano, el Pabellón Cuba y los Jardines del Mella en La Habana. La Sala Dolores, el Iris Jazz y el Patio de la UNEAC, serán las sedes santiagueras. Pero siempre habrá más. Otros muchos locales de ambas ciudades tendrán un peso definitivo en la programación.

Como en años anteriores, el conflicto no será a dónde ir, sino a dónde dejar de ir. ¿Qué disfrutamos? ¿Qué nos perdemos?

Regresa Jazz Plaza. ¡Ahí nos vemos!

Fuente: Jazz Plaza

Música

No me gusta