Retorno: La Cultura de ida y vuelta

Retorno: La Cultura de ida y vuelta

Por: Valia Valdés.

«Retorno es una película preciosa, de una ternura y sensibilidad que emociona. Destaca las relaciones que se establecen de forma natural entre los cubanos y los palmeros, los españoles en general y que va más allá de las épocas, los periodos y lo que permanece en el espíritu de ambos pueblos, lo que queda muy bien reflejado en la película, que es maravillosa. La recomiendo a todos los que puedan verla».

Estas fueron las impresiones del ministro consejero de la Embajada de España en Cuba, Sr Javier Rosales San Juan, quien compartió con Cubanow, su opinión sobre el documental Retorno, primer audiovisual en este formato, realizado por la directora y actriz Blanca Rosa.

Blanca Rosa se estrenó en la realización cinematográfica con el filme “El Regreso” e inicia su camino hacia el documental, con una obra emotiva y atrayente.

Acabas de estrenar tu documental Retorno, ¿cuáles son tus expectativas con la película?

Para mí lo más importante es haber llegado a este día y haberlo visto en la gran pantalla. Nada como el espacio del cine para llegar a la intimidad de la historia y tener la perspectiva de qué puede suceder con el documental y hasta donde podemos llegar con él. Sí eso se pudo lograr con el público reducido que tuvimos hoy, mis expectativas son vincular a un público mayor al filme y que la historia que se cuenta no quede en el camino, que forme parte de la memoria que reclama y forma parte del audiovisual.

¿Disfrutaste el proceso de realización a plenitud?

Sí, muchísimo. Dediqué un año a investigar sobre el tema de la emigración canaria y el impacto de esa emigración en la isla de La Palma, la Fiesta de los Indianos y otras huellas culturales de Cuba en Canarias y de La Palma en Cuba.

¿Darás continuidad al tema de la emigración en tu próximo proyecto?

Tengo mucho material, mucha historia que contar y los deseos de seguir haciéndolo. Pienso que el rescate y conservación de la memoria es muy importante. Tenemos pendiente un segundo proyecto, para continuar investigando sobre las raíces que dejaron los palmeros en Sancti Spiritus y Cabaiguán; realizamos un primer acercamiento, pero creo que haremos otro documental sobre el tema.

Eres una actriz admirada y preferida por el público cubano, ¿cómo te sientes dirigiendo?

Me encanta el proceso, veo la historia completa antes de filmarla. Después de realizar El Regreso gané más confianza y dominio sobre el proceso de la historia a contar, llevar la consecución de la narración al montaje final. No es nada fácil lidiar con tanta información como la que recopilamos y darle una coherencia porque no tienes el control de lo que los testimoniantes van a expresar, por lo que es una premisa importante, respetar la verdad de las respuestas que recibimos a nuestras interrogantes.

En el documental aparecen entrevistas a profundidad a palmeros con una historia familiar muy ligada a Cuba, ¿cómo seleccionaste a los entrevistados?

Primeramente, contacté a los entrevistados solo por Internet y confiaron en mí para participar en el documental. Haber contado con la escritora Elsa López, el importante cineasta Teodoro Ríos y cada uno de los que tuvo la gentileza de compartir sus recuerdos familiares y sobre la emigración, pues también entrevistamos a investigadores y conocedores del tema. Filmamos las entrevistas en seis días y el productor Carlos de la Huerta, tuvo mucho que ver en el éxito de ello.

¿Te propusiste desde el principio el rol esencial de la música cubana en el documental? 

Yo hubiera podido usar una composición original, pero necesitábamos la música cubana de valor patrimonial, que fue parte de la cultura de la población canaria. La banda sonora incluye un tema de Liuba María Hevia, la música incidental está a cargo de Reynaldo Sander y la EGREM colaboró con nosotros, donándonos los derechos de algunos temas.

Tengo la percepción que el documental invita a al rescate de la identidad de los palmeros, pero también de los cubanos, ¿esa intención esta en tus propósitos?

Exacto. Quería proponer una segunda lectura sobre el tema de la emigración y su connotación. Aunque me refiero a lo sucedido en el siglo XIX, siento que la emigración ha sido un proceso muy doloroso e invito a ponerse en la piel de los que se montaron en un velero durante 40 días y ese sacrificio no se puede olvidar porque tiene una connotación espiritual y de identidad.

La imagen del documental tiene una luminosidad hermosa, ¿buscaste ese resultado?

El director de fotografía fue Alexander González, con el que antes realicé El Regreso. Creo mucho en la textura y el color de la emoción; la luz de La Palma era propicia para hablar de emoción, de historia, de memoria. La Fiesta de los Indianos está trabajada relatando algunos momentos, para proponer un acercamiento entre la luminosidad que tienen nuestras islas y trasmitir que ser isleño es una actitud ante la vida.

Fuente: Cubanow

Cine

No me gusta