Santa Camila de La Habana Vieja

Santa Camila de La Habana Vieja llegará en zarzuela

Por: Digna Rosa Pérez.

Santa Camila de La Habana Vieja, una de las obras más importantes del teatro cubano, llegará al escenario de la Sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba, cuando regrese la normalidad, en una novedosa versión escrita y dirigida por Helson Hernández, con quien dialogamos para los lectores de esta publicación.

«…la propuesta que estamos montando no será una réplica de la original puesta en escena de teatro, sino una adaptación  que la llevará a otra dimensión, en la que la música se destaque entre sus protagonistas.

»Hemos respetado el libreto, la estructura, la línea dramatúrgica planteada por el autor y la época, porque ésta es de las pocas obras teatrales que recoge el mismo año en que triunfó la Revolución y ese cambio tan importante para la sociedad.

»Creo que Camila es de las cubanas que no se pueden quedar rezagadas en el arte nacional, como las icónicas Cecilia Valdés, María Antonia, y  Amalia Batista, que marcaron momentos importantes en la cultura cubana, desde el teatro, el cine o la televisión…», puntualizó.

Esta nueva mirada hacia la icónica pieza teatral incluirá escenas habladas y otras cantadas, por lo que quienes la disfruten deben acudir dispuestos a apreciar una manera diferente de recrear la historia de esa emblemática habanera.

La idea surge a propuesta de la pianista cubana Eralys Fernández, quien desde su estrecho vínculo con el canto lírico, ha propuesto a Helson Hernández el difícil reto de ponerle música a la multipremiada obra, desafío asumido por el talentoso creador, quien concibió la estructura musical y  dramatúrgica.

«…van a ver que como en toda obra musical esta zarzuela tiene una gran obertura y muchas reminiscencias de las expresiones más genuinas de la música cubana, algo que no puede faltar.

»Aunque es una zarzuela contemporánea escrita en el siglo XXI, está desprovista de los elementos vanguardistas o abstractos de la música de estos tiempos. Es una creación melódica por excelencia  y de seguro será algo muy novedoso…», comentó.

Protagonizada por Dayri Llanes (soprano) y Malú Mendez (mezzosoprano), quienes interpretarán a las dos Camilas; mientras que un Ñico será interpretado por el tenor Rey Quintero, y el otro por el también tenor Jorge Luís Guzmán.

«Habrá una mixtura de voces provenientes de varias agrupaciones: de la compañía Ópera de la Calle, de Ópera Nacional y de la Universidad de las Artes (ISA), a lo que se sumará la ejecución en vivo de la música por los integrantes de la Orquesta del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), dirigidos por el maestro Miguel Patterson, y la presencia de la agrupación teatral Los Juglaritos…». 

Éste es un proyecto perteneciente al Teatro Nacional de Cuba y al Consejo Nacional de las Artes Escénicas y entre sus propósitos está también reverenciar a todos los actores y directores que han intervenido en las muchas puestas en escena de Santa Camila de La Habana Vieja.

Entre los actores a quienes se dedica esta novedosa versión destaca el cubano Manuel Romero, quien interpretó a Ñico en la segunda versión de Santa Camila…., con puesta en escena de Huberto Llamas y en la cual debutó como actriz  Alina Rodríguez, quien luego llegara a convertirse en una de las más prestigiosas figuras de la actuación cubana.

«…la puesta en escena tiene una especial significación para mí, porque junto a mi padre (Manuel Romero) viví todo el proceso creativo de aquella versión que se estrenó en la Plaza Vieja, siendo esta mi primera participación consciente en un hecho creativo artístico.

»Ahora aparecerá un nuevo personaje, que no está en la versión original y que gracias al libreto de la joven Isabela Pérez Morales de Monet tomará vida, se trata del Ñico envejecido, que en ésta ocasión será interpretado por mi padre. Con él comienza y termina la obra», adelantó el talentoso creador.

A las expectativas actorales, Helson Hernández hizo referencia en la siguiente frase: «…es muy difícil, porque es una obra de muy altas exigencias interpretativas, llevada a la escena por referentes de la actuación, entre las que destaco a Verónica Lynn, Alina Rodríguez y Luisa María Jiménez, ésta última la interpretó en la versión televisiva con todos los méritos que su desempeño merece.

»Pienso que quienes decidan ir a la Sala no pueden esperar desempeños  similares  a los de las actrices que antes mencioné, no quiero que vayan a hacer comparaciones, sino que lleguen con el deseo de disfrutar una nueva visión de Santa Camila… llevada a otro contexto.

»Considero que sería erróneo ir al teatro sólo a ver la típica gran actuación, sino que se debe apreciar y valorar las capacidades de los actores para cantar y estremecer desde la música también, para no caer en el error de enjuiciar solamente a la actriz y dejar a un lado la vertiente musical».

Otra de las novedades previstas para esta nueva Santa Camila… está en la presencia de las sonoridades afrocubanas en la ejecución musical en vivo, en total correspondencia con lo que plantea la obra, por lo que se podrán escuchar toques pertenecientes a  deidades del Panteón Yoruba, para musicalizar estos pasajes del original.

Dedicada a la memoria del Doctor Eusebio Leal, Santa Camila de La Habana Vieja debe ser estrenada como parte de las festividades por el aniversario 502 de la fundación de La Habana, a celebrarse en noviembre del presente año, de no ser posible por la situación epidemiológica y tomando como motivación las seis décadas del estreno de la obra original, llegará a la escena a finales de febrero del próximo año.

Fuente: Radio Ciudad de La Habana

Teatro

No me gusta