Tecnología y Patrimonio

Tecnología y Patrimonio

La Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana impulsa el concepto de museo inteligente, una estrategia que se centra en cambiar el concepto de ver sin tocar.

Con las propuestas se acerca al visitante más familiarizado con las tecnologías, pero no con el patrimonio, y amplía los servicios, muestra de ello es el Palacio del Segundo Cabo, donde la tecnología no es el fin, sino el medio y la herramienta para el conocimiento.

Esta instalación fue de los proyectos principales que emplea las tecnologías en los museos y, a partir de ahí, no se concibe ningún proyecto de museografía en el Centro Histórico sin elementos tecnológicos.

Para el aniversario 500 de la Villa se terminaron las salas del Capitolio Nacional como espacios interactivos, y se siguió trabajando y compartiendo la experiencia en otros, como el Centro Fidel Castro Ruz, en la capital, y el Museo Ferroviario de Camagüey.

Fuente: Radio Reloj

Patrimonio

 

No me gusta